Dolores Aveiro continúa con su proceso de recuperación después de sufrir un derrame cerebral el pasado martes. La madre de Cristiano Ronaldo ha querido mostrar su buena evolución siendo ella misma la que dé el último parte de su estado de salud, logrando que sus seguidores y el público que sigue a su hijo se queden mucho más tranquilos. Desde que sufriese el ictus en la madrugada del 3 de marzo, Dolores Aveiro ha permanecido ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Doctor Nélio Mendoça, en Funchal, rodeada de sus seres queridos. Ahora, con este paso que acaba de dar, sus hijos están más optimistas.

“Queridos, solo estoy de paso, solo para decirles que me estoy recuperando bien (ya me quejo mucho de estar acostada en la cama durante muchas horas) pero sé que es por mi bien. En unos días volveré a mi rutina normal si Dios quiere”, comienza a explicar la madre de Cristiano Ronaldo para tranquilizar a sus seguidores, que están muy preocupados por ella tras el susto.

cristiano

Dolores Aveiro prefiere ser optimista y restar importancia al derrame cerebral que sufrió, pero agradece a los profesionales médicos que le han ayudado a aferrarse a la vida y hacer su día a día en la UVI más llevadera: “Todo fue un susto, soy consciente de lo que me sucedió y tengo la total certeza de que tuve suerte. Agradezco al equipo médico y a todos los profesionales que han estado conmigo desde la primera hora. Agradezco los constantes mensajes de apoyo (no los estoy leyendo, pero mi hija Cátia está al tanto de todo lo que sucede en ese lado). Gracias por la cadena de oraciones y energías positivas por todos lados. Gracias mis queridos hijos, mis nietos, hermanos y amigos”.

A pesar de que la madre de Cristiano Ronaldo tiene claro que “regresaré pronto”, un detalle de su mensaje tranquilizador ha preocupado a muchos. El hecho de que no haya podido ser ella quien escriba su mensaje ha dejado con cierta inquietud a sus fans: “Me gustaría agradecerles su comprensión y privacidad en general. Realmente pensé que merecían una palabra mía (aunque no fui yo quien escribió el texto, dicté todo lo que quería decir). Gracias a todos”, zanja Dolores Aveiro.