Cristiano Ronaldo se está haciendo de oro más allá de los terrenos de juego y es que el futbolista lleva años preparando su futuro lejos del fútbol para que cuando cuelgue las botas pueda asegurarse una millonaria jubilación. Los frentes empresariales abiertos por el jugador luso van desde las clínicas de injerto capilar al alquiler de aeronaves, los gimnasios o los hoteles, pero lejos a lo que se podría creer en un principio, no todo lo que toca se convierte en oro. Su última operación inmobiliaria en Nueva York ha resultado ser un todo fracaso que le ha hecho perder 10 millones de euros, una pequeña cantidad de su fortuna que quizá no haya notado en su día a día, pero que para muchos sorprende, dado el buen ojo y lo bien asesorado que está siempre que decide legar parte de su fortuna a un nuevo negocio con el que espera multiplicar los ceros de su cuenta corriente como ya se había acostumbrado.

El novio de Georgina Rodríguez ha cerrado la venta de un piso de lujo que poseía en la exclusiva Torre Trump de la Gran Manzana. Se ha embolsado 6,3 millones de euros, lo que en sí podría suponer un triunfo, pero hay que tener en cuenta que hace tan solo 7 años, concretamente en 2015, compró este mismo apartamento por 16,25 millones de euros. Con ello, 10 millones se han perdido por el camino y es que el jugador portugués se ha impacientado a la hora de deshacerse de esta inversión inmobiliaria y tras colgar el cartel de ‘se vende’ en 2019 y no encontrar un comprador, ha ido rebajando su precio hasta que ahora ha llegado a un acuerdo que no le ha sido del todo favorable, pero que parece no haberle importado demasiado.

Cristiano Ronaldo Nueva York millones
Foto: Gtres

Quizá Cristiano Ronaldo haya hecho suyo el refrán de que más vale pájaro en mano que ciento volando y se ha asegurado ingresar en su cuenta corriente los 6,3 millones de euros, aunque con ello perdiese otros 10 millones, tal y como han informado desde ‘Expansión’. Un piso de exclusivo lujo de 762 metros cuadrados que se alza en la Torre Trump de Nueva York, en la céntrica Quinta Avenida de Manhattan con vistas al Central Park, que cuenta con nueve habitaciones a modo de suites y tres cuartos de baño. Todo lujo de detalles que hace imposible pensar que Cristiano Ronaldo no lo quisiese entre su ingente patrimonio, pero cuya apresurada venta se explica por el revuelo generado en la prensa internacional y que presionaba al futbolista a venderla en claro repudio a las políticas de Donald Trump, apuntadas como contrarias a los derechos humanos y que obligaban al portugués a “posicionarse en contra de sus políticas e ideas fascistas negándose a hacer negocios con él”, como así apuntaban desde el “Washington Post’, haciéndose eco de la polémica surgida tras alzarse Donald Trump con la presidencia de Estados Unidos.

Cristiano Ronaldo Nueva York millones
Foto: Gtres

10 millones de euros, una limosna para Cristiano Ronaldo

Como decíamos, que Cristiano Ronaldo pierda 10 millones de euros en una inversión inmobiliaria en Nueva York realizada hace siete años no supone un gran varapalo económico para él. Su patrimonio está valorado en 440 millones de euros, entre los que destaca ser dueño del apartamento de lujo más caro de Lisboa, cuyo valor alcanza los 7 millones de euros, aunque ya se está construyendo otra vivienda en la capital lusa en Quinta de Marinha.

Cristiano Ronaldo Nueva York millones
El edificio que tiene en Madeira y donde vive su familia

También ha expandido sus dominios inmobiliarios en su Madeira natal, donde posee un bloque de apartamentos de lujos de siete alturas, aunque no todas estas viviendas las tiene sacándole un rendimiento, dado que en ellas vive su familia, como es su madre, Dolores Aveiro, o su tío Hugo. Y esto solo respecto a sus viviendas, pues también se hace de oro con las clínicas de injerto capilar, los hoteles, los gimnasios o su flota de aviones en alquiler, lo que no hace más que engrosar la fortuna de uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol.

¿Cuánto cobra Cristiano Ronaldo en el Manchester City?

El portugués cobrará 660 mil dólares a la semana, es decir, poco más de 35 millones por temporada por llevar la camiseta del Manchester City