Dave Chappelle ha sido agredido en su último espectáculo por un joven de 23 años armado con una pistola con cuchillo. Después Chris Rock bromeó sobre si ese era o no Will Smith


Un nuevo cómico ha sido agredido en el escenario, pero se confirma ya que Will Smith no ha tenido nada que ver. La chanza es clara en las redes sociales y es que el bofetón del actor al humorista Chris Rock en la ceremonia de los Premios Oscar sigue consternando a propios y extraños. También ahora que el agredido ha sido el cómico Dave Chappelle mientras actuaba en el Hollywood Bowl de Los Ángeles, cuando un hombre armado ha subido al escenario con la intención de derribarle. Se trataba de un acto en el que varios cómicos se reunían para hacer reír y así generar contenido para Netflix, motivo por el cual no se podía grabar. No obstante, hubo quien desoyó esta prohibición y ha permitido ver cómo se produjo el asalto de película en un vídeo que está dando la vuelta al globo, casi tanto como el de Will Smith en los Oscar.

Vídeo: Redes sociales

Un hombre que ya ha sido detenido y cuya identidad responde a Isaiah Lee, de 23 años, que ha tenido que ser desplazado en ambulancia a un hospital cercano al resultar herido en su propia agresión. Mientras se recupera de sus lesiones, el joven permanece bajo disposición policial acusado de un intento de asalto con arma mortal y con una fianza fijada de 30.000 dólares. Las autoridades policiales han confirmado que el joven iba armado con una réplica de una pistola que escondía en su interior un cuchillo a modo de bayoneta. Un arma que, como se puede ver en el vídeo que acompaña a estas líneas, estaba dispuesto a utilizar, aunque la rápida actuación del equipo de seguridad del recinto y del propio Dave Chappelle se lo impidieron.

Por fortuna todo quedó en un susto y Dave Chappelle se repuso rápido del susto y continuó con el espectáculo haciendo chanza. Quiso restar importancia a lo sucedido diciendo que su agresor “era un hombre trans”, haciendo broma sobre la polémica generada por sus últimos shows que han sido denunciados por tener supuestamente contenido transfóbico. Quien también ayudó a relajar el ambiente fue el propio Chris Rock, que ya había actuado antes que Dave Chappelle, que regresó al escenario para preguntar si “¿ese era Will Smith?”. El público estalló en carcajadas, aunque los cómicos están con el susto en el cuerpo al ver cómo sus bromas están teniendo consecuencias.