La mansión de la familia Beckham ha sufrido un robo, después de que un enmascarado rompiese una ventana y se colase en su interior. Toda la familia estaba dentro durmiendo, menos Cruz, que estaba de fiesta


La familia Beckham ha sufrido uno de los peores momentos de sus vidas al sufrir un asalto en su casa de Londres. El miedo que debió de sufrir David Beckham, su mujer, Victoria Beckham, y sus hijos fue mayúsculo cuando un hombre enmascarado -o varios- entró en su mansión mientras todos dormían plácidamente en sus respectivas habitaciones. Sin embargo, por fortuna, todo ha quedado en un susto y no hemos tenido que lamentar males mayores y es que se percataron de lo sucedido una vez que el ladrón abandonó la residencia familiar.

Fue Cruz Beckham quien se percató de que su casa había resultado asaltada por una persona ajena, tal y como han informado en la mañana de este jueves desde el ‘Daily Mail’. Este medio detalla cómo accedió el ladrón a la lujosa mansión que la familia tiene levantada en Holland Park, en la capital británica, y cuyo valor de mercado alcanza los 50 millones de euros. Consiguió colarse en el interior de la vivienda aprovechando la seguridad y el resguardo que le ofrece la noche a través de una ventana de uno de los pisos superiores, rompiendo una de las ventanas.

Mansión familia Beckham robo asalto
Foto: Gtres

Todos los miembros de la familia se encontraban en el interior de la casa e incluso ‘The Sun’ afirma que el propio David Beckham, su mujer y su hija Harper se encontraban en una planta inferior durmiendo cuando se produjo el asalto de su hogar, pero que no se percataron de lo sucedido hasta que se despertaron a la mañana siguiente, cuando Cruz Beckham regresaba de una fiesta con sus amigos y se dio cuenta de que había una ventana rota en uno de los cuartos de invitados y de que su propia habitación estaba revuelta y con los cajones y armarios abiertos tras haber sido desvalijados. Alertó a su familia de que habían entrado a robar con tanto cuidado que no perturbó el sueño de ninguno de ellos.

Nada más saber que habían entrado en su casa a robar, el propio David Beckham llamó a los servicios de emergencia para que un equipo de la policía tomase registro de su robo y pudiese buscar cualquier pista o huella que identifique al asaltante enmascarado, aunque se duda de si pudieron participar varias personas. De hecho, una fuente cercana a la familia ha detallado a ‘The Sun’ que “afortunadamente, los delincuentes solo llegaron a un dormitorio antes de salir corriendo”, aunque según adelantan, el botín sustraído está cifrado en miles de euros.

Imagen de la cocina de los Beckham
Imagen de la cocina de los Beckham

Los ladrones no tuvieron demasiado tiempo de pulular por la casa familiar de los Beckham y parece que tan solo pudieron hacerse con objetos de valor en la habitación de Cruz Beckham. Pero solo en esa habitación había suficiente como para hacerse con un botín de miles de euros, entre ropa y accesorios de moda de primeras firmas, así como equipo electrónico y tecnología de última generación.

Aunque aún no se han producido detenciones y no hay sospechosos, lo cierto es que la policía ya está sobre la pista de los asaltantes enmascarados, que esa misma noche entraron en otras dos mansiones de la misma privilegiada zona de Londres. Esto apunta a que se trataría de una banda organizada especializada en entrar en casas ajenas, aprovechando la protección de la noche, pero poniendo en peligro a los propietarios, dado que suelen estar dentro de la vivienda cuando se produce el asalto. Esto añade peligrosidad al suceso, lo que ha animado a los vecinos a extremar las medidas de seguridad para evitar ser víctimas de los mismos amigos de lo ajeno que han puesto a los Beckham con los nervios a flor de piel y es que, como aseguran, están “conmocionados” tras el robo, algo que ya sucedió en 2018 en su casa campestre de Cotswolds.

Te interesará saber...

?

¿Cuánto cuesta la casa de los Beckham en Holland Park?

La casa londinense de la familia Beckham está valorada en 50 millones de euros, aunque no está a la venta