La editora de moda siempre se ha decantado por mantener su vida personal en un discreto segundo plano, pero ahora acaba de conocerse su separación de Shelby Bryan.


Para Anna Wintour el 2020 no solo está siendo el peor año por la crisis sanitaria provocada del coronavirus por la que pasa el mundo. Y es que suma a las malas noticias una personal, que tiene que ver con su matrimonio con Shelby Bryan. Y es que la editora de moda y el empresario han decidido poner punto y final a su matrimonio después de 16 años casados, tal y como asegura la revista Page Six.

Formaban una de las parejas más consolidadas, pero lo cierto es que siempre se han decantado por llevar una vida de lo más discreta. A ambos los hemos visto en numerosos eventos públicos, pero la mayoría de las veces por separado. Y es que no solían acudir juntos a citas relacionadas con sus profesiones. Ahora han dado un paso que ha sorprendido a todos.

Anna Wintour y Shelby Bryan no solían aparecer juntos en actos

© Gtres.

Anna Wintour lleva casi todos estos meses de crisis sanitaria mundial retirada de la vida pública. De hecho, la última vez que la vimos fue el pasado mes de marzo, cuando acudió a la semana de la moda de París. Fue el pasado 3 de marzo, unos días antes de que el Covid-19 provocara graves consecuencias en Europa.

En esa ocasión, Anna reaparecía feliz, con una sonrisa en el rostro, pero sin la compañía de su marido. Pero esto no llamó la atención, ya que siempre han preferido mantener su relación alejada de los compromisos profesionales de cada uno de ellos. Ahora sale a la luz su decisión después de más de dos décadas juntos.

La última aparición pública que hizo Anna fue el 3 de marzo de 2020

© Gtres.

Se dieron el ‘sí, quiero’ en 2004. En 2013, Anna Wintour y Shelby Bryan tuvieron que superar una crisis, de la que salieron fortalecidos. Tuvo que ver con los problemas fiscales del empresario, que llegó a deber al Estado hasta 1,2 millones de dólares. Sin embargo, parece que los problemas que tenían últimamente no los han conseguido superar y han tomado la decisión más extrema.

Al parecer, Shelby se ha apoyado en su expareja, Katherine Bryan, para superar este momento, con la que podría mantener todavía una increíble relación. De hecho, apuntan a que podría haber vuelto con ella. Otros, en cambio, aseguran que solo son amigos y que la buena relación que tienen es porque tienen hijos en común.

Son contadas las apariciones en las que los vimos juntos

© Gtres.

No es el primer matrimonio para Anna Wintour, que estuvo casada con David Shaffer. Sin embargo, decidieron poner fin a su relación en 1999. Fruto de esta unión nacieron Charles y Katherine, con la que la editora de moda se ha dejado ver en alguna que otra ocasión, sobre todo en los eventos públicos como las galas MET.

Se podría apoyar en sus hijos para superar este momento

© Gtres.

Por ahora, ni Anna Wintour ni Shelby Bryan se han querido pronunciar al respecto. Y podría no darse este escenario, ya que ninguno de los dos han sido de airear sus problemas personales. Ambos se podrían haber refugiado en sus compromisos profesionales con el fin de superar esta ruptura después de tantos años juntos.

La última polémica de Anna Wintour

En 2018, Anna Wintour protagonizó una polémica muy sonada durante la semana de la moda de Londres, hasta donde se dirigió la reina Isabel II. Coincidieron en el desfile de Richard Quinn, que supuso todo un acontecimiento y una revolución en el mundo de la moda. La reina Isabel II hizo entrega a este diseñador, del premio ‘Quenn Elisabeth II for British Design’, pero antes quiso disfrutar de sus últimas creaciones.

Protagonizó una polémica de protocolo durante un desfile

© Gtres.

Antes de sentarse en el front row, Isabel de Inglaterra saludó a los presentes. Su presencia llamó mucho la atención, ya que era la primera vez que acudía a un evento de este tipo. En ese momento, se reencontró con Anna Wintour, que lució su mítico look de melena corta y lisa con flequillo y unas gafas de sol. Tuvo la suerte de ver el desfile desde la primera fila, un lugar muy privilegiado.

Precisamente fue este complemento el que hizo que la criticaran a través de las redes sociales. La editora de moda se mostró muy cómplice con la reina Isabel II. Ambas charlaron y rieron de manera animada, pero Wintour se saltó el protocolo al no quitarse las gafas de sol para dirigirse a la Reina, un gesto que ha sido muy criticado.