«Les habían comido el coco y pensaban que los había abandonado… Estaban abducidos». Así relata la hermana de Miguel Bosé la pesadilla vivida tras separarse de su primer marido, Alessandro Salvatore.


A sus 63 años, Lucía Dominguín ha tenido una vida intensa y rica en experiencias. Muchas de ellas fascinantes, como sus años de infancia rodeada de las personalidades ilustres que formaban parte del círculo de amistades de sus padres, la actriz Lucía Bosé y el torero Luis Miguel Dominguín. Entre ellos, Pablo Picasso, Salvador Dalí o Hemingway. Pero en su biografía también hay momentos oscuros, cargados de dolor. Episodios que se remontan a su difícil separación de su primer marido Alessandro Salvatore y que la hermana de Miguel Bosé contará con lujo de detalles en el ‘Deluxe’ el próximo viernes 28 de mayo. 

Y es que lo que empezó como una tórrida historia de amor acabó de la peor manera: con el secuestro de sus hijos. Lucía Dominguín nunca imaginó que el apuesto italiano al que conoció con apenas 17 años durante un viaje a Italia con su madre intentaría, años después, hacerle la vida imposible. Algo que le pasó en su momento a Rocío Carrasco y cuyo testimonio ha ofrecido en la serie documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Tras el televisado caso de la hija de Rocío Jurado, la heredera de otra importante saga familiar de nuestro país se sentará delante de las cámaras para compartir con la audiencia el infierno vivido tras la ruptura con su primer marido.

Instagram

El idilio entre Alessandro y Lucía tuvo lugar poco después de que la hispanoitaliana pasara una temporada con su hermano en Londres, donde trabajó como modelo. Su flechazo fue tan fuerte que contrajeron matrimonio meses después de conocerse. La pareja tuvo dos hijos: Bimba (fallecida en 2018 a los 41 años) y Rodolfo. Cuando las cosas iban bien se fueron a vivir a Cuernavaca, en México. Todo cambió cuando Lucía decidió dejar a su marido.

Lucía Dominguín habla del tiempo que su ex le quitó a sus hijos: «Ni me miraban, ni me saludaban»

Tras la separación, el ingeniero consiguió la custodia de sus hijos. No contento con eso, llegó a aislarlos por completo, sin dejarles acceso a su madre. Lucía estuvo cerca de año y medio sin poder verlos. La hermana de Miguel Bosé se enteró por su suegra de que no volvería a ver a sus hijos. «Estuve meses en un hotel de México tratando de poderlos ver«, ha contado a Telecinco. Entre las declaraciones que se podrán escuchar en su entrevista con Jorge Javier Vázquez, Lucía revelará la pesadilla que vivió en su intento por recuperar a sus hijos.

«Pensaba desde mi inocencia que iban a saltar a mis brazos, que me iban a querer. ¡Qué va! Les habían comido el coco y pensaban que los había abandonado, que yo no quería saber nada de ellos, que yo tenía una vida paralela y… Tu madre no te quiere, ¿para qué vas a ir a España?», detalla. «Pasaban por mí delante de mí en los juzgados y ni me miraban, ni me saludaban, ni me besaron e iban derechos a los brazos de la mujer con la que estaba mi ex».

Gtres

«¿La razón? Porque yo me fui, porque le dejé. Y estaba lleno de rabia y la tomó con mis hijos. Estaban abducidos totalmente«, sentencia. Estas palabras son solo un adelanto de lo que dirá en directo dentro de 24 horas. Lucía logró recuperar la tutela de sus hijos al celebrarse un nuevo juicio. Así consiguió que regresasen con ella a España. Después, Alessandro, fallecido en el año 2008, se mudaría a Puerto Rico y tendría otros hijos.

La quiebra económica tras separarse de su segundo marido, Carlos Tristancho

Lucía, por su parte, volvería a encontrar el amor en los brazos del actor Carlos Tristancho. La pareja se dio el ‘sí, quiero’ en 1985 y se aventuró en un ambicioso  negocio: juntos pusieron en marcha el complejo hotelero Rocamador, entre los municipios de Barcarrota y Almendral (Badajoz). Un remanso de paz en la dehesa extremeña construido sobre las ruinas de un antiguo convento franciscano de 1512. Tuvieron dos hijas, Jara y Lucía, que actualmente concursa en ‘Supervivientes 2021’ y ha seguido los pasos de su madre y su hermana Bimba en el mundo de la moda con el sobrenombre de Palito Dominguín. Una vez más, tras separación en 2011 del padre de sus dos hijas menores, a Lucía le tocó vivir otra hecatombe personal. El proyecto en el que ella y su segundo esposo invirtieron tanto dinero y esfuerzos los llevó a la ruina… Pero esa es otra historia.