Carmen Lomana se ha convertido en uno de los mayores pilares de Paloma Cuevas en su lucha por recuperar la normalidad tras romper su matrimonio con Enrique Ponce


Carmen Lomana ha demostrado ser siempre fiel a sus propios principios, pero más aún ser fiel a sus amigos, por los que no duda en sacar la cara siempre que tiene ocasión y cuando considera que es necesario. Así está haciendo ahora que su amiga Paloma Cuevas la necesita, después de que se conociese que su matrimonio de casi 20 años se ha terminado de manera inesperada para muchos y ante la aparición en escena de Ana Soria, la joven que ha sustituido a Paloma Cuevas en el corazón de Enrique Ponce.

 

La socialité se alegra de ser considerada por los reporteros de ‘Europa Press’ como el mejor apoyo de Paloma Cuevas en tiempos de tempestad: “Eso me gustaría”, confiesa. Sabe que el valor de un hombro amigo en el que llorar cuando se le necesita es tan valioso como tenerla a su lado cuando la ocasión manda celebrar. Así, Carmen Lomana no ha tenido reparos en hablar del mal momento por el que está atravesando su íntima amiga, así como del día en el que esta celebraba su cumpleaños rodeada de sus seres queridos, en el que también hizo acto de presencia por sorpresa el propio torero, Enrique Ponce.

Considera que su aparición estelar, criticada por algunos y aplaudida por otros responde a una mera intención del diestro de “normalizar la situación del divorcio con sus hijas”, por las que ambos luchan para que sufran lo menos posible las circunstancias que rodean a la separación de sus padres. Vea el vídeo para ver cómo Carmen Lomana pone los puntos sobre las íes en lo que al divorcio de Enrique Ponce y Paloma Cuevas se refiere, siempre desde su humilde opinión y sin considerarse portavoz de la perseguida postura de la que muchos consideran víctima de esta situación. ¡Dale al play!