La malagueña ha estallado ante las críticas de su hermana y su sobrina por su amistad con Kiko Hernández. «Jamás le he dicho a mi hermana con quién tiene que hablar», dice.


Semana tras semana vemos cómo las tensiones entre Carmen Borrego y Terelu Campos van a más. La guerra mediática entre ambas hermanas, a la que se ha sumado también Alejandra Rubio, está haciendo que la brecha entre ellas sea cada vez más mayor. El cruce de críticas ante las cámaras -por una y otra parte- han terminado cansando a la colaboradora de ‘Sálvame‘, que ha dado un golpe sobre la mesa durante la emisión de este programa.

«Mi hermana no se ha alegrado de que a mí me vaya bien»

Cansada de los reproches de Terelu y de su sobrina tras su fichaje en el espacio de Telecinco, y más aún por su reconciliación con Kiko Hernández, Carmen se ha quejado de que su hermana «no se ha alegrado de que a mí me vaya bien». Ella asegura que «no querría nada malo para mi hermana», pero le da «la sensación que no cae bien que yo esté aquí. Yo cada cosa buena que le pase a mi familia siempre la he celebrado».

«Lo que quiero es la paz, no la guerra», ha sentenciado. Asimismo, ha dejado claro que su amistad con su compañero Kiko está al margen de sus peleas con su familia en la pequeña pantalla. «Una cosa es que a mí no me duela, pero no me voy a enfrentar a Kiko porque lo digan los demás. Se han dicho tantas cosas de mí y luego mi hermana se a ido a tomar una caña con ellos… Me parece injusto que yo sea la responsable de todo. Esta es una guerra entre Terelu y Kiko. No he venido aquí a enfrentarme a nadie. Mi familia debería ser la primera que debe desear que no me enfrente a Kiko Hernández», ha dicho.

Foto: Gtres

La última polémica entre las hijas de María Teresa Campos se originó en el plató de ‘Viva la vida’ cuando el programa emitía las imágenes del abrazo que se daban Carmen Borrego y Kiko Hernández después de que este arremetiera contra Terelu por haber ido al funeral de su amiga Begoña Sierra, ya que asegura que nunca han sido amigas. Sobre este asunto, Carmen se ha mostrado tranquila: «No le doy un abrazo a Kiko por lo que está diciendo de mi hermana. La persona que graba eso (Kiko Matamoros) lo hace con maldad. Esto se lleva a ‘Viva la vida’ para hacerme daño».

Al hablar de Matamoros, no ha ocultado su falta de simpatía hacia él. «No sé por qué Kiko Matamoros está en la mesa presidencial en el cumpleaños de mi hermana». Matamoros,  amigo íntimo de Terelu, la ha atacado en numerosas ocasiones delante de los focos. Por eso no entiende que ahora su hermana se exija una lealtad que ella no recibe. «Lo sabe ella que lleva muchos años más que yo. Jamás le he dicho a mi hermana con quién tiene que hablar. No me meto en la relación que tiene mi hermana con Kiko Matamoros. Si tengo un problema con él lo arreglo yo con él».

Alejandra Rubio, Carmen Borrego
SEMANA

Ante las críticas de Alejandra Rubio, Carmen Borrego ha respondido de manera tajante. «Si algo tengo claro es que soy buena hermana. He estado siempre y estaré. Y me considero buena tía». Tras el cabreo de su sobrina en el plató de ‘Viva la vida’, ha destacado: «No puede hablar ella de actitudes porque es una contradicción. Le diría que afloje porque esto no ayuda. La semana pasada dije que no iba a hablar de ella. He dado la cara por ella y la defendí cuando dio dos besos y lloró al ver a Edmundo«.

Visiblemente indignada, ha espetado: «¡No puedo más! ¡No puedo más! Cada noche me acuesto pensando qué he hecho. Me he podido confundir, pero las cosas hay que verlas antes de juzgarlas. A veces he visto cosas y he dicho voy a esperar. Creo que para defender a su madre no tiene que atacarme a mí».

«Jamás he hecho nada para hacerle daño»

«¿Que mi abrazo con Kiko está mal hecho? Probablemente sí, pero yo no le doy un abrazo para decir qué bien has hablado de Terelu. No siento que me tenga que cobijar en nadie. He partido de cero con todos mis compañeros. También he partido de cero con María Patiño, con Rafa, con todos… Si no lo hubiera hecho no hubiera podido venir», añadía. «Jamás he hecho nada para hacerle daño. He vivido muchas tardes ‘Sálvame’ desde mi casa y lo he pasado francamente mal. La entiendo porque yo lo he vivido».

Por último, dejaba claro que no piensa dar la espalda a Kiko Hernández por muy mal que siente su amistad a su hermana. «No me voy a enfrentar a algunos compañeros porque ella quiera. Quiero seguir trabajando tranquila, libremente. Prefiero equivocarme a volver a tocar fondo, a volver a sentirme mal, a quedarme sin autoestima y a estar en una situación de la que me ha costado salir». Y subrayaba: «Las tres estamos capacitadas para trabajar en televisión, pero podemos hacerlo en programas distintos. Creo que en esta etapa me estoy dando a valer. Si mis palabras han sonado a victimismo no ha sido mi intención».