Este jueves, Carmen Borrego se ha abierto en canal ante sus compañeros de ‘Sálvame’, donde ha hablado de su decisión de regresar al programa después de dejarlo o de su madre, María Teresa Campos, quien a sus 81 años requiere de toda su atención. «Tengo miedo a perder personas que son importantes, tengo miedo a los cambios y tengo miedo a no estar a la altura de lo que se me pueda exigir en estos momentos de mi vida», arranca diciendo en ‘El puente de las emociones’ que ha realizado con Carlos Lozano. «En estos momentos nos corresponde a todos estar a la altura de lo que ella nos ha dado. Cuando las madres se hacen mayores te das cuenta: es que mi madre me necesita. Y me necesita ella más a mí que yo a ella. Tengo una madre maravillosa y lo más importante que podemos hacer es devolverle el amor que nos ha dado.

Foto: Gtres
Foto: Gtres

«Creo que el error de tu vida es que se te pase el tiempo y no hacer lo que las personas que están a tu lado te merecen. Y mi madre se lo merece todo. Lo digo de corazón», reconoce la colaboradora. «Yo a mi madre la adoro. Espero que me dure mucho». Emocionada, la malagueña echa la vista atrás y agradece todo lo que la veterana periodista ha hecho por su familia: «He tenido una madre que ha trabajado mucho, que ha tenido una vida muy llena de muchas cosas y cuando eso se va apagando eso te queda la figura de una madre. En este momento nos corresponde a todos devolver todo el amor que nos ha dado».

«Ella era independiente en todos los aspectos», ha recordado Carmen Borrego

«Los hijos somos un poco egoístas y vamos todos a lo nuestro y yo no he necesitado darle nada a mi madre. Ella no necesitaba nada, era independiente en todos los aspectos. Y cuando se hacen más mayores, esa independencia que tenía mi madre, lógicamente, no la tiene».

Telecinco
Telecinco

A continuación le ha enviado un mensaje a su madre en directo: «Quiero decirte que eres la mejor madre, que vamos a estar estando a tu lado, que eres muy guapa y que tienes que hacernos un poquito de caso».

La colaboradora cree que «ha llegado el momento de compensarla» y dedicarle todo el tiempo y atenciones que merece. María Teresa ha llegado a una edad en la que es más vulnerable que antes. Es algo de lo que Borrego ha tomado conciencia hace tiempo. Y sabe que tanto a su hermana Terelu como a ella les toca echar el resto para apoyarla y acompañarla en todo lo que les sea posible.