Ambos colaboradores, enfrentados por sus distintas posturas respecto a Rocío Carrasco, comparten más cosas de las que desearían. Ambos se han enfrentado 20 años a sus respectivos ex en los tribunales. Lo que ha vivido la malagueña con su el padre de sus hijos es un drama similar al que le ha tocado vivir al ex Guardia Civil.


La guerra entre Antonio David Flores y Carmen Borrego lleva días ocupando numerosos titulares. Lo suyo parece ser una enemistad sin opción a tregua, y cada batalla campal entre ellos se convierte en un fenómeno público de enorme interés.

El origen del enfrentamiento entre ellos es bien conocido. Carmen, al igual que todo el clan Campos, es una firme defensora de Rocío Carrasco. Tanto ella como los miembros de su familia llevan años amparando a la hija de Rocío Jurado en los medios de comunicación. La quieren y la defienden a ultranza. María Teresa Campos era muy amiga de ‘la más grande’. Para ella, Rocío es «como una hija». Por ende, también es como una hermana para Terelu y para Carmen. Y una persona muy querida también para Alejandra Rubio. El vínculo es tan fuerte que no han dudado en lanzar duras críticas contra Antonio David para dejar en buen lugar a su amiga.

© Telecinco

2Antonio David estalla contra Carmen Borrego: «¡No hables más de mi familia»

Hace una semana, Carmen hacía unas sorprendentes declaraciones. Confesaba que Rocío Carrasco ha sufrido mucho a raíz del distanciamiento con sus hijos. Aunque llevan más de siete años sin dirigirse la palabra, y a pesar de las numerosas veces que Rocío pidió a gritos una reconciliación a su madre en ‘Supervivientes 2020’, no cree que ésta sea capaz de perdonar nunca a su hija. Reconocía que ella como madre no actuaría igual que Rociíto, pero entiende sus motivos.

Las palabras de Carmen Borrego hacían estallar en ira a Antonio David. Cabreadísimo, lanzaba un duro mensaje contra ella en ‘Sálvame’. «Te voy a decir una cosa. Ya no hay más advertencias. Has abierto la veda. Has quedado retratada como lo que eres, una mentirosa con papeles. Has traicionado a tu amiga para ensalzar a tu amigo. No hables más de mi hija. ¿Te ha quedado claro? Hasta aquí», le pedía. ¡No hables más de mi familia!». Y espetaba: «¡Que hable de su separación! ¡Que hable de por qué le dieron al padre la custodia de sus hijos! ¡Que hable de su hermano el de Málaga!». Después de esto se desataba una tormenta sin precedentes… que ha hecho correr ríos de tinta y que ha dado mucho que pensar sobre el germen de su enemistad.

© Telecinco

1Antonio David y Carmen, 20 años enfrentados a sus respectivas exparejas

Y es que resulta curioso que Carmen defienda a Rociìto frente a Antonio David Flores cuando ella ha sufrido lo mismo con su exmarido. El malagueño y su ex llevan más de 20 años enfrentados en los juzgados. Y, a día de hoy, siguen sin llegar a un acuerdo. Sus hijos se han hecho mayores y nunca han sido capaces de dar su brazo a torcer. Más bien todo lo contrario: a medida que han pasado los años la guerra entre ellos se ha recrudecido.

Algo prácticamente igual le ha sucedido a Carmen Borrego, quien ha estado enfrentada con su exmarido en los juzgados también durante dos décadas. La colaboradora de ‘Viva la vida’ se casó con Francisco Almoguera, padre de sus dos hijos, con 23 años. Tres más que Antonio David cuando dio el ‘sí, quiero’ a Rocío Carrasco. Se separaron en 1996 y desde entonces ha tenido que luchar mucho en los tribunales. En su demanda de separación, su ex acusó a Carmen de abandono de hogar. Ésta y otras alegaciones lograron que la juez que instruía el caso y le diera la razón, quedándose con la custodia de los pequeños. A Carmen le costó mucho tiempo -y mucho sufrimiento- recuperar la custodia de sus hijos.

También Antonio David se las vio y se las deseó para recuperar la custodia de sus hijos. Tras la ruptura, en julio de 1999, ésta quedó en manos de su ex. Años después lucharía por conseguir la custodia compartida, que obtuvo en 2003. En verano de 2013, Rocío Flores solicitaba vivir con su padre sin compartir ningún periodo de la entonces custodia compartida y desde entonces vive con él. De por medio, la expareja se ha cruzado mil y una denuncia en los juzgados… En el caso de Carmen, también se ha tenido que enfrentar a numerosas denuncias a lo largo de los años.

Aunque con circunstancias diferentes, resultan llamativas las similitudes en los respectivos procesos de divorcio entre estos dos malagueños (hasta en eso coinciden) destinados a no ser amigos nunca. Quizás con un pequeño ejercicio de empatía serían capaces tanto el uno como el otro de comprender que, lo que tanto les separa, les une a la vez.