Carmen Alcayde se enteró en Jaén que su suegro y abuelo de sus hijos había fallecido. Ha querido recordarle con unas preciosas palabras que han enternecido a todos


Carmen Alcayde está desolada tras recibir una de las peores noticias y pillarle ésta lejos de sus seres queridos. La presentadora y ahora también colaboradora de ‘Sálvame’ estaba en Jaén atendiendo unos compromisos cuando una llamada le alertaba de que su suegro había fallecido. La noticia, como es normal, ha dejado a la familia de su marido en shock, pero también a ella y es que de sobra es conocida la buena relación que la periodista mantiene con la familia de su esposo, presumiendo de ellos siempre que tiene ocasión. Esta vez, el motivo de sus publicaciones en redes sociales no podría ser más triste y es que se enfrenta no solo a la dura tarea de tener que arropar a su marido en este duro proceso, también tener que explicarles a sus hijos que su abuelo ya no está entre nosotros.

La periodista ha querido despedirse de su suegro con unas preciosas palabras publicadas en redes sociales, que acompañan a una tierna imagen en la que él aparece acompañado de uno de sus hijos jugando con retos de papiroflexia y ayudándoles a descubrir el mundo desde su particular prisma. Una imagen que resume la admiración que los niños sentían hacia su abuelo. La misma de la propia Carmen Alcayde hacia su suegro, como así ella misma deja claro en un emotivo texto que ha conmovido a sus seguidores: “Como por arte de magia, esta ha sido la primera foto que me ha saltado al entrar en mi galería para recordarte. No me hace falta buscar más, este eras tú”, comienza a detallar la presentadora, triste por la pérdida y por cómo ha tenido que enterarse de esta tragedia cuando estaba en Jaén lejos de los suyos.

Carmen Alcayde muere suegro
Foto: Instagram

Carmen Alcayde lo tiene claro, su suegro era “el mejor abuelo del mundo”. Parece una afirmación habitual, pero ella no duda en explicar por qué tiene la certeza de que así era: “Era estar con cualquiera de tus nietos y se te iluminaba la cara, todo era poco para ellos. De las últimas frases que te escuché fue decirnos que darías un año de tu vida por un verano más con ellos. Al final en pocos días te nos has ido, pero te aseguro que no habrá verano que no pasemos recordándote y que mis hijos siempre hablarán con orgullo de su súper abuelo”, escribe con un profundo amor.

Carmen Alcayde no quiere recordarle solo como “el mejor abuelo del mundo”, sino que su suegro también supo hacerse un hueco en su corazón por cómo la recibió a ella en el seno de su familia: “También yo me siento muy afortunada de haberte tenido como suegro, como me reía con tu manera de contar las cosas, cómo disfrutaba de tu sabiduría, eras un auténtico crack en todo Eduardo. Descansa en paz y gracias por todo lo que nos has dado”, se despide una triste Carmen Alcayde, que ya se encuentra junto a su marido y sus hijos haciendo piña para despedirse del abuelo, pero también para sonreír al recordarle en sus mejores momentos.