La presentadora de ‘Sálvame’ ha recibido el cariño y el apoyo de unos amigos cuando atraviesa un delicado momento profesional. Se ha ido de viaje a Mallorca con ellos.


Carlota Corredera no está pasando su mejor momento. Ha pasado los peores días de su carrera profesional, pero no hay nada como el cariño y el apoyo de amigos para superar una mala época. Eso es lo que ha hecho la presentadora de televisión estos días. Unos amigos le han organizado una escapada a Mallorca y lo ha disfrutado tanto que no ha dudado en agradecerle el detalle públicamente.

Aprovechando que todavía queda verano, el grupo de amigos han elegido las Islas Baleares para disfrutar de unos días de desconexión: «Mis amig@s y mi familia son mi mayor patrimonio ❤️ Gracias @sebas_ll_a_d_o y @jjlopezcasal por esta escapada balsámica y detox a Mallorca ✈️🏝🌊 Os queremos 💕💕», ha escrito agradecida y emocionada por el detallazo que han tenido con ella.

Tal y como ella misma ha desvelado en la publicación que ha compartido en Instagram, esta escapada ha sido balsámica. Esto demuestra también que ha sido muy necesaria y que ha llegado en el mejor momento. Carlota Corredera necesitaba parar para volver con más fuerza que nunca al trabajo. Uno de los amigos que ha hecho posible esta escapada le ha escrito: «Te quiero amiga! Os queremos familia! ❤️».

Carlota Corredera ha desconectado del peor momento vivido en su carrera profesional en televisión

© Redes sociales.

Además de compartir una de las fotos que se hizo con su amigo en lo que parece ser la piscina del hotel, Carlota Corredera, con un rostro mucho más relajado del que le hemos visto estos días pasados en el plató, ha compartido un vídeo desde el agua. La presentadora de televisión se ha dado estos días varios chapuzones en la piscina del hotel en el que se han alojado y que parece ser que le han sentado de maravilla.

Pone tierra de por medio acompañada de unos amigos

© Redes sociales.

Hace apenas dos días, la presentadora de televisión se derrumbaba en directo enSálvame, superada por las circunstancias. Sin embargo, este pasado jueves se ha mostrado cansada de ser ella quien se encuentre «en el foco» de un temporal que, de momento, no amaina. De su enfrentamiento con Kiko Matamoros, cree que este la ha puesto en el punto de mira «porque soy el blanco más fácil». Una de las cosas que más le duele es que él la haya «atizado mientras he estado de vacaciones». Una situación que la ha puesto entre la espada y la pared. A su vuelta de sus días de descanso, no quiso echar en cara nada a su compañero en directo «porque no jugamos en la misma liga. Yo soy presentadora y él es colaborador. Hubiese sido por mi parte un abuso de poder decirle: ‘Mika, Kiko, te voy a poner este vídeo. Y luego destrozarlo», comentaba.

«No lo hice en aras de la convivencia y por el programa. Ahora el problema lo tengo yo porque el foco me lo han puesto a mí. Y la que se tiene que comer ahora esto por comentarios que se han hecho en mi programa soy yo, no es él. Yo nunca he comercializado con nada de lo que se dice en este programa», concluía.