La cancelación de la obra de Rafael Amargo dejó sin ingresos a Carla Vigo. La sobrina de la Reina Letizia ha tenido que adaptarse a las circunstancias y se ha reinventado y es que como ya dicen no se te tienen que caer los anillos por trabajar. Esto es lo que le ha sucedido a ella, de hecho, ha sido vista repartiendo propaganda por la calle, un oficio del que, por supuesto, no reniega, aunque reconoce que su verdadera vocación es la de ser artista. «Es verdad que estuve haciendo esa labor, pero tengo muy claro que mi futuro pasa por el mundo artístico. Voy a intervenir en un cortometraje dirigido por mi amiga Josele Román y sigo estudiando baile e interpretación. Pero mientras salen nuevos proyectos, tengo que hacer otras cosas para ganar dinero», ha dicho la joven.

Carla Vigo
Gtres

Carla Vigo en los últimos meses ha participado en varios proyectos teatrales, ofertas que le servían para trabajar en el teatro y ganar tanto experiencia como notoriedad. Aunque «voló del nido», vive en casa de sus suegros, donde quiere tener su propio dinero y, por ende, independencia económica. «Vivo con mi novio, en la casa de sus padres. Seguimos allí, de momento», asegura a Pronto. La sobrina de la Reina ha sido vista repartiendo propaganda de una compañía eléctrica como cualquier otro trabajador y, aunque ha sido un empleo puntual, no dudaría en volver a hacerlo si le hiciera falta.

Quiere triunfar como actriz, pero también es consciente y sabe que tiene que buscarse la vida para tener ingresos por si no triunfa su cortometraje ‘Cambio de planes’. En él Carla Vigo es la protagonista, alguien que pelea por sus sueños y que no se rinde, a pesar de las vicisitudes que le presente la vida, por lo que la trama guarda muchas similitudes con el presente de Carla. La joven en sus redes sociales suele ser activa, aunque desde hace semanas no habla apenas de ningún proyecto que tenga entre manos. De hecho, lo último a lo que hizo mención fue a su labor con Rafael Amargo, ‘The Beautiful Dream of Life’, un trabajo que se quedó atrás sin ni siquiera llegar a estrenarse en los escenarios del Teatro Marquina como estaba previsto. Cabe recordar que fue cancelado un día antes de su debut debido a las supuestas desavenencias entre el director y Rafael Amargo, lo que hizo imposible su continuidad. El director renunció y la obra, por el momento, se ha quedado en un cajón.

CARLA VIGO SE ESTRENA EN LA OBRA DE RAFAEL AMARGO, YERMA
Gtres