Carla Barber se ha sincerado en sus redes sociales y ha hecho una denuncia pública sobre los haters a los que se enfrenta cada día.


Carla Barber en la descripción de sus redes sociales se define a través de una frase que, según ella, refleja a la perfección su día a día. «Desmontando los mitos de la estética, haciendo posible lo imposible», dice la joven canaria en su perfil de Instagram. Es doctora estética y cuenta con una amplia cartera de clientes, sin embargo, diariamente recibe críticas sobre su físico o sobre su trabajo. Aunque ella ha preferido seguir su camino y no entrar en demasiadas polémicas, este martes ha hecho algunas publicaciones que reflejan el acoso al que debe hacer frente en el universo 2.0. Con motivo del cuarto aniversario desde que Carla Barber volvió de ‘Supervivientes‘, uno de sus mejores amigos ha querido dedicarle un texto en el que ensalza muchos de sus valores. Un texto que ella ha compartido y que le ha servido para hacer una denuncia pública sobre los insultos o críticas que recibe de forma habitual, aunque en un principio se ha centrado en la época en la que era concursante de la aventura selvática en el año 2016.

«Esas grandes feministas, periodistas o colaboradoras del plató se dedicaron a intentar hundirme durante 12 semanas. 12 semanas en las que mi familia escuchaba barbaridades que millones de espectadores veían casi a diario. Mi madre me defendía en plató. Siempre con educación y con respeto. Así como es, una señora de los pies a la cabeza», comienza diciendo la canaria. Carla Barber estuvo a las puertas de la final y, aunque logró afianzar lazos con rostros conocidos como Mila Ximénez, lo cierto es que recibió reproches durante su estancia en la isla. Tanto desde plató como en Honduras.

«Nunca me han afectado las críticas. Llevan metiéndose conmigo desde que tengo memoria. En el cole, en la universidad, en mi trabajo…Ser guapa es un gran inconveniente cuando tienes cerebro y destacas. El éxito siempre viene acompañado de envidias. Solo sufro cuando veo que mi familia o seres queridos lo pasan mal. Nadie imagina cómo me sentí cuando pisé plató y mi madre y hermana lloraban. Estaban emocionadas, pero realmente agradecidas de que todo acabase y, por fin, ese infierno acabara», ha escrito la doctora en sus stories. De este modo, Carla deja claro las situaciones a las que se ha tenido que enfrentar antes de ser conocida, antes de ganar certámenes de belleza o incluso cuando aceptó ser concursante del reality más atrevido de la televisión.

Sin embargo, la actitud del resto jamás le ha hecho amilanarse. Siempre ha llevado la cabeza alta y ella, por su parte, tiene claro qué ha conseguido en su vida. «Me considero una persona sincera, cariñosa, real y sensible, pero no dejo de ser una luchadora, una guerra que no para hasta conseguir lo que quiere. Aquí seguiré demostrando día a día que lo que tengo lo he ganado y que esto es solo el principio de un impero del que solo habéis visto los cimientos», asegura Carla Barber. Así también la canaria ha gritado a los cuatro vientos que las tres clínicas que a sus 30 años ha logrado tener en posesión, son tan solo el comienzo de lo que está por llegar a su vida. Actualmente los negocios y las cifras la acompañan, algo que ha conseguido a base de esfuerzo y que se evidencia en que una de sus sedes esté ubicada en un palacete que cuesta más de 8.000 euros al mes.

Por otro lado, Carla ha querido invitar a sus más de 500.000 seguidores de Instagram a que vean la realidad a la que hace frente. ¿Cómo? Pues mostrando el feedback que ha logrado una de sus últimas imágenes, concretamente en la que ha enseñado cómo ha cambiado en los últimos 10 años tras varios retoques estéticos. Un antes y después en el que la mayoría de los mensajes hacen hincapié en que Carla Barber estaba mejor antes de someterse a todos ellos. «Vivimos en una sociedad destructiva. Qué pena que existan personas así», dice Carla Barber.

1Carla Barber, muy feliz con Diego Matamoros

Pero fuera de toda esta problemática, Carla es una persona inmensamente feliz. No solo le sonríe la faceta empresarial, también la personal. Está muy enamorada de Diego Matamoros y, a pesar de que su relación sentimental es muy incipiente, lo cierto es que ambos han forjado un vínculo que tildan de mágico. Tras la separación del colaborador de televisión de Estela Grande y tras el divorcio de Carla Barber, los dos han iniciado una bonita historia de amor con la que se muestran encantados. De hecho, ya han iniciado su primer viaje juntos y no dejan de compartir tiempo en común, lo que demuestra que lo suyo va viento en popa.