«Uno necesita el calor de los suyos y a mí me ha tocado vivir esto solo. No quieres verlo», le ha recriminado el DJ a su prima.


Esta semana, Anabel Pantoja sembraba la polémica después de quejarse públicamente de no haber podido ir al bautizo de su sobrino, Fran, el hijo que tienen en común Kiko Rivera y Jessica Bueno. Días después, el DJ se ha visto las caras con su prima en ‘Viernes deluxe’ tras varios meses sin verse a raíz de la guerra abierta con Isabel Pantoja y su encuentro ha estado cargado de reproches.

Telecinco

Antes de comenzar a hablar abiertamente de su guerra abierta con su madre, Isabel Pantoja, y su tío, Agustín Pantoja, Kiko Rivera ha querido dejar claro que no tiene ningún problema con Jessica Bueno, con la que se lleva «maravillosamente bien«, y ha explicado el motivo real por el que Anabel Pantoja no pudo ser la madrina de su hijo. Tal y como ha relatado, en un primer momento iba a ser su prima la madrina del pequeño, pero la modelo le pidió el favor al DJ de que fuera él quién pusiera al padrino debido a que su hermano no había hecho la confirmación y no podía ejercer como tal.

El marido de Irene Rosales se ha mostrado arrepentido de haberle contado a su prima la noticia de la Primera Comunión de su hijo, a pesar de que la colaboradora de ‘Viva la vida’ le sugirió que se lo comunicara con antelación. Tras esto, Kiko Rivera insiste en que en la vida hay que posicionarse e insta a su prima a que lo haga alegando el daño que le ha hecho la tonadillera a lo largo de estos años. «Está callada, nunca la voy a dejar pero mi relación no va a ser la misma. Para mí esto es lamentable, todos somos libres de decir lo que pensamos pero ella peca de eso por el bien de su bienestar. Ella actúa como como si no pasase nada. Rafa Mora no me ha jodido nunca y ella es mi prima… Me siento molesto», sentencia.

Este viernes, Kiko Rivera y Anabel Pantoja se han vuelto a ver las caras después de varios meses. Un encuentro de lo más tenso que ha estado marcado por varios reproches. La colaboradora de ‘Sálvame’ se ha limitado a dejarle claro a su primo que le respetaba en todas las decisiones que toma su primo, aunque insiste en que no quiere meterse en medio de la guerra entre él y la tonadillera. Una decisión que el interprete de «Cicatriz» no consigue entender: «Tú antes dabas la vida por mí y ahora no. No estás a la altura. Cuando me has necesitado, he dado la cara por ti, pero ahora tú no me apoyas». 

La petición de Kiko Rivera a Anabel Pantoja

© Redes sociales.

Kiko Rivera le ha echado en cara a Anabel Pantoja solo quiera mirar por ella y por su bienestar para así no tener que posicionarse en la guerra familiar. «Sé que soy una cobarde», reconocía la hija de Bernardo Pantoja. «Jamás me interpondré entre tú y mi madre porque sé el cariño que existe entre ambas. Tú me quieres, ¿no? ¿Tú vendrías a mi casa para que te enseñe como son las cosas aunque luego tomes la decisión que quieras?«, pide el hijo de la tonadillera.

En un primer momento, Anabel Pantoja se ha negado a ver los documentos y ha hecho hincapié en que tampoco cambiaría su manera de pensar si viera todas las pruebas. «Si por tus adentros lo ves y no pasa nada, es que no me quieres. Uno necesita el calor de los suyos y a mí me ha tocado vivir esto solo. No quieres verlo y te necesito mucho más de lo que piensas», decía Kiko Rivera ante una Anabel Pantoja nerviosa y al borde de la risa. Esta actitud provocaba una fuerte reacción al hijo de Isabel Pantoja que no dudaba en recriminarle su reacción: «No te estoy diciendo algo que te provoque risa. En mi cara no te rías, te estoy diciendo algo muy serio. Me duele mucho que no me quieras escuchar». Con los ojos vidriosos, Anabel Pantoja insistía en que se veía obligada a encontrarse con su primo y volvía a hacer hincapié en que no quería entrar al trapo.