El hijo de Camilo Sesto, Camilín, supuestamente organiza fiestas en casa de su padre, sin embargo, se ha revelado qué se esconde tras las celebraciones.


La vida Camilín, el hijo de Camilo Sesto, ha sido multitud de veces comentada. Su proyecto musical no termina de llegar, sus hábitos según su entorno no son los adecuados y, además, ahora se ha visto salpicado por fiestas en su hogar. Esta última polémica le ha puesto en entredicho debido a la crisis sanitaria en la que nos encontramos y, de hecho, le ha ocasionado problemas con sus vecinos. El joven vive en Torrelodones, en la misma casa en la que residía su padre, sin embargo, estas celebraciones no son ni mucho menos multitudinarias.

Hace tan solo unos días la policía se personó en su domicilio, no obstante, este incidente no llegó a más y no tuvieron que lamentar ninguna consecuencia. “Se quejó un vecino de que había un poco de música alta”, explico su madre, que comentó que estaba junto a pareja, María, y que la única petición fuera que «se bajara el volumen«.

Gtres

Camilín desde el fallecimiento de su padre está triste y trata de escapar de ese sentimiento a través de la música. El primogénito del cantante pone música de su padre y, en ciertas ocasiones, «los decibelios se le van», tal y como ha explicado ‘Jaleos’. Lo hace en compañía de su novia, la que su círculo considera una bendición, pues desde entonces su vida es mucho más tranquila. Aunque no viven juntos, continuamente están pendientes de la vida del otro y ella se queda con frecuencia en su casa, por lo que están muy unidos.

Él vive apartado desde que murió su padre en el mes de septiembre del pasado año e incluso se ha alejado de la que apuntaba como su pasión, la música. Para los suyos no es fácil verle así, especialmente para su madre, Lourdes Ornelas, quien varias veces ha hecho referencia a posibles adicciones, un problema que ha provocado grandes quebraderos de cabeza a su familia. «Yo estoy pendiente de él, pero en México las cosas son diferentes y le puedo coartar las cosas que hace, aquí no puedo estar detrás de él con un bate (…) No es tan fácil incapacitarlo». La mexicana está cansada, tanto que en alguna ocasión ha pensado en tirar la toalla: «Siempre me dice que no va a volver a pasar, y yo le digo que se vea en los vídeos para que se dé cuenta. Llevamos mucho tiempo con esto y la cabeza no me da para más».

Él en sus redes sociales parece vivir de los recuerdos, en especial de su infancia y de los tiempos vividos junto a su padre, publicaciones con las que queda más que claro todo lo que le añora. «Solo quería pasar por aquí para felicitar al padre y cantante numero N°1 de todos los tiempos… y agradecer a todos el cariño y atención que me habéis mostrado siempre. Felicidades papá…un año no es nada. Tú seguirás siempre aquí. Tú seguirás siempre en mí», escribe en uno de sus posts.