Tras la emisión de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, el debate sobre el testimonio de Rocío Carrasco genera una gran polémica en ‘Sálvame’.


La última entrega de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ está dando mucho que hablar. Y está provocando que muchos rostros conocidos se posicionen a favor de Rocío Carrasco. Es el caso de Carlota Corredera, que no ha dudado en defender públicamente los numerosos testimonios que ha ofrecido la hija de Rocío Jurado en su explosivo documental de Telecinco. Uno de ellos, y que ha ocasionado una enorme conmoción en la presentadora, es el relato que hizo sobre la supuesta negligencia médica de Antonio David Flores. Según la empresaria, su hijo David se rompió un brazo durante un fin de semana que había pasado con su padre y su éste no lo llevó al hospital. Se trata de un episodio que, meses atrás, había rememorado Kiko Matamoros, quien coincidió en el hospital con Rocío el día que tuvo lugar el suceso.

Matamoros: «Hubo desatenciones por parte de los dos»

En ‘Sálvame’, el colaborador recordaba los hechos, pero apuntaba a que era Rocío quien había desatendido al pequeño. «En el tema de la salud de los hijos creo que ha habido desatenciones por parte de los dos porque yo he sido testigo. He sido testigo y lo denuncié públicamente. A mí se me interpuso una demanda y se archivó. Y además está documentado. No voy a volver a repetir el episodio. Había una desatención médica», decía.

Carlota Corredera, visiblemente molesta, intervenía para explicar: «Os voy a pedir una cosa. Creo que con el testimonio, las pruebas y todo lo que se contó anoche de boca de Rocío Carrasco, de verdad, que ahora mismo estemos debatiendo si ha habido desatenciones por las dos partes… Con lo que contó ayer Rocío Carrasco se me cae el alma a los pies».

Telecinco

Kiko insistía en que los hechos que relata Carrasco en su docuserie él los presenció, pero la causa fue archivada. A la presentadora no le pareció bien el hecho de que aludiera a este episodio: “¿A ti te parece que se puede igualar lo que tú hayas vivido? Ayer esta señora demuestra que le devuelven a su hijo con un brazo roto. A Lyidia Lozano le confirman que Antonio David estaba de cena y que dijo que, efectivamente, a ese niño lo llevase su madre de urgencias. Yo me bajo de este autobús», espetaba.

Carlota Corredera, indignada: «¡Estás igualando a una víctima con su agresor!»

«Rocío demostró que le devolvieron a su hijo con un brazo roto, le confirman que Antonio David estaba de cena y a ti te consta una desatención como testigo, de este autobús me bajo”, se quejaba la de Vigo: “No me parece de recibo. Y has dicho que para ti son igual de responsables el uno que el otro. Me quedo sin palabras».

Además, dejaba claro que no está de acuerdo con que Matamoros señalase que tanto Rocío como Antonio David fueron “igual de responsables” en lo referente al accidente de su hijo David. “¡Estás igualando a una víctima con su agresor!”, le recriminaba. Él defendía sus argumentos: «Para mí los hijos son víctimas». Pero la presentadora insistía: “Tú has igualado a los progenitores, no a los hijos”.

“Ni tú ni yo podemos decir que es un maltratador porque el poder judicial ha dicho que no”, manifestaba Kiko Matamoros. Carlota le recordaba que no se puede decir que esté “exculpado”. El colaborador le respondía: “Ni inculpado”.

Matamoros: «No pongo en cuestión el testimonio de Rocío Carrasco»

Acto seguido, el madrileño apuntaba: “No quiero actuar aquí de defensor de nadie. Yo no pongo en cuestión el testimonio de Rocío Carrasco. Lo que no voy a comulgar es con ruedas de molino, si alguien lo ha hecho mal también lo ha hecho mal por muy víctima que sea”. La gallega apuntaba: «Si tú a tu hijo en 2021 llevas a tu hijo a un hospital con un brazo roto después de 24 horas, actúa de oficio la Fiscalía del Menor. Y, de momento, a tu hijo no te lo llevas a casa. Estamos hablando de cosas muy serias».

Por último, Carlota Corredera zanjaba el acalorado debate preguntando si Antonio David no contó que le devolvieron a los niños con moratones: “¡Te estás equivocando!”. Kiko Matamoros concluía: “Lo que me dijo es que la madre estaba todo el día volada”.