Sus rifles, una muleta, un par de banderillas, un estoque, y el traje de luces que llevaba el día de su muerte. Son algunas de las pertenencias del torero que el ex alcalde de Marbella vio en la finca.


La polémica y, al parecer, mal resuelta herencia de Paquirri, lleva un mes ocupando todos los titulares. El legado del mítico torero es uno de los temas más comentados en nuestro país. Ahora que Kiko Rivera se ha enfrentado a Isabel Pantoja, mucho se ha hablado de Cantora y de los secretos que la finca esconde. ¿Qué hay en el interior de la casa de la cantante¿ ¿Alberga, como se ha dicho, todos los tesoros de su difunto marido? Son preguntas que le han formulado a Julián Muñoz, ex de la tonadillera, en el programa ‘Huellas’ de Telemadrid.

«Estaba el traje de luces que llevaba el día de su muerte»

El exalcalde de Marbella ha contado que durante su relación sentimental con la artista tuvo ocasión de ver personalmente la habitación secreta, a la que apenas nadie accede, en la que están los objetos personales de Paquirri. «No recuerdo exactamente cuando yo visité la habitación», explicaba. «Fue una vez que me pusieron una moción de censura. Nos fuimos al campo y creo que fue al principio. La curiosidad siempre te gana y pregunté. Esa casa tiene dos alas. Desde la puerta principal a la derecha visto desde la carretera, y la izquierda tiene otra parte. Si te pones en la entrada de la casa, toda la zona de la derecha es la casa de soltero de Paco, del señor Rivera. En esa casa, cuando yo la conocí,  estaban las dos partes unidas. Nada más entrar por la puerta, a mano derecha, había un salón grande que se comunicaba por una puerta a la zona donde estaba la chimenea y los rifles de Paco, y a la derecha una escalera que subía al dormitorio».

El relato de Julián Muñoz no ha podido ser más preciso. Con él bien se podría configurar un plano de la casa de la cantante. O elaborar, incluso, un inventario de objetos personales de Paqurri. «Allí no había cama, por supuesto. Lo que vi allí, creo recordar, envuelto en algo blanco, estaba el traje de luces que llevaba desafortunadamente el día de su muerte, una muleta, un par de banderillas, un estoque. Estaban en un armario según entras a la derecha. Es lo fue que yo vi allí. Creo que allí se guardó lo que llevaba en ese momento que le ocurrió la desgracia. Creo que no subí solo, la puerta estaba abierta y yo entré», señalaba. Aquella visita a la habitación de los tesoros de Paquirri fue la primera… y la última. «Jamás volví a preguntar nada de Francisco Rivera. Y nunca jamás volví a hablar de ningún tema de Francisco Rivera con ella», puntualizaba.

Fotomontaje: SEMANA

«Nunca jamás volví a esa habitación», ha señalado el que fuera novio de Isabel Pantoja. Muñoz ha contado también que los años que estuvo junto a la cantante su hijo Kiko no vivía en Cantora. «La época que estuve con Isabel Pantoja a Cantora iba muy poco. Kiko estaba viviendo en Sevilla con la abuela. Se hacía mayor y se le alquiló un apartamento por parte de la madre y por allí no iba mucho. Cabe la posibilidad de que no lo viera porque no pasaba mucho tiempo».

Julián Muñoz cuenta en qué gastaba el dinero Isabel Pantoja

En su intervención en el programa de la cadena autonómica madrileña, a Julián Muñoz se le ha preguntado en qué gastaba el dinero la Pantoja. «Si no es burro, es burra. Es que es una cosa que yo no sé. El tiempo que yo estuve con ella, que fueron tres años, porque el resto del tiempo… no le veía yo con grandes gastos. Ropa, sí. Y la casa, sí. Pero grandes gastos no veo que haya tenido… por lo menos mientras vivíamos en Marbella», confesaba.

GTRES

El tiempo que duro su affaire, Julián Muñoz asesoró a Isabel Pantoja en materia de negocios, aunque «no tenía nada que ver en eso». Ha explicado que «tenía el restaurante Cantora y la discoteca Cantora Copas. Era muy bonito, pero no sé si tenía clientes o no. Le dije: ‘¿Por qué no pones unos menús para trabajadores?’. Por lo que yo sé, hubo una persona que gestionó la venta a un señor chino que puso un Wok. Se firmó la concesión por 40 millones de pesetas».

Isabel Pantoja «ejercía más de diva que de madre»

Sobre la guerra entre la Pantoja y su hijo, ha reconocido que nunca hubiera imaginado un comportamiento «tan radical y tan frío» por parte de Kiko. «No me lo esperaba. Fue un niño, mientras yo lo conocí, que no dio un ruido. La relación fue absolutamente normal. Una relación de madre e hijo». Asimismo, revelaba la opinión que tiene de su ex como madre. «Mala madre para mí en concreto no es, pero sí quizás demasiado artista. Se ocupaba de que no le faltara nada, pero ejercía más de diva que de madre. También ha tenido palabras para Agustín, hermano de Isabel. Nunca le gustó: «Cuando una persona habla contigo y no te mira a la cara, malo».