María Teresa Campos se rompió al hablar de su ruptura con Bigote Arrocet en el programa de Bertín Osborne. Ahora, el humorista le responde


Hace ya un año de que María Teresa Campos y Bigote Arrocet pusieran fin a su relación. A pesar de que en un principio la veterana periodista mostró su fortaleza, con el paso del tiempo ha ido derrumbándose al ver que todavía no han retomado su romance. De hecho, hace unos días se derrumbó en una entrevista concedida a Bertín Osborne en Canal Sur. Ahora, es el turno de que el humorista responda a las palabras de su expareja. En ‘El programa de Ana Rosa’, Pepe del Real se ha puesto en contacto con Edmundo Arrocet para conocer su reacción tras las lágrimas de María Teresa.

Bigote Arrocet no quiere mantener ningún contacto con María Teresa

Parece que la reconciliación entre María Teresa y Bigote no se va a producir a corto plazo. Y es que el entorno del humorista ha asegurado que él no quiere hablar con la periodista. No lo ha hecho y no tiene previsto hacerlo. «Él es muy cabezota y cree que Teresa le debe una llamada y ésa no se ha producido y si la hay podría haber un acercamiento. Edmundo se fue cansado, la relación se había desgastado que a él le gustaba viajar y ella es más hogareña. El entorno me reconoce que es muy cabezota y que deja flecos sin atar. Que no va a levantar el teléfono para hablar con Teresa me dicen», aseguraba el periodista.

Parece ser que el humorista cree que María Teresa le debe una llamada, mientras que ella de momento no ha decidido dar ningún paso. El hecho de que no se haga esta llamada evita el acercamiento entre ellos, ¿cabe la posibilidad de que en el caso de que María Teresa descuelgue el teléfono, haya una reconciliación entre ellos? ¿Dará el paso definitivo la presentadora?

María Teresa Campos se derrumbó al hablar de Bigote

En su encuentro con Bertín, María Teresa insistía en lo siguiente: «Estoy abierta al amor porque el amor no tiene edad». La que fuera presentadora de ‘¡Qué tiempo tan feliz!’ explicaba en el espacio de Canal Sur cómo su ruptura fue tan inesperada para ella y que a día de hoy sigue sin comprender. «Te estoy diciendo a ti lo que no he querido decirle a muchos que me preguntan», apostillaba. «Lo que yo no entiendo, conociéndole bien, es cómo no seguís siendo amigos», le decía el presentador, quien mantiene una relación muy estrecha con el humorista.

Conforme pasaban los minutos, María Teresa Campos se venía abajo al echar la vista atrás y recordar los buenos momentos que había pasado con Edmundo.«Ese traje me gusta mucho, ponte que te voy a hacer una foto», explicaba visiblemente afectada.