La colaboradora de televisión ha tenido una cita judicial para cumplir con un acto de conciliación con Raquel Mosquera, que no se ha presentado en los juzgados.


Belén Rodríguez ha reaparecido esta martes por un motivo de peso. No ha sido para acompañar a su amiga, Mila Ximénez, al hospital y tampoco para colaborar en un plató de televisión. Ha sido para algo muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados. Y es que la colaboradora ha tenido que acudir a un juzgado para cumplir con un acto conciliación que tenía con Raquel Mosquera, una de sus mayores enemigas.

«No puedo comentar nada, lo siento. Yo no puedo comentar nada, me han dicho que no puedo hacerlo. Yo no sé si tenía que venir Raquel, ha venido su representante legal. No hay acuerdo ni vistas de que haya ningún acuerdo», ha comentado a GTRES Belén Rodríguez y su abogado, que la ha acompañado a esta cita judicial.

A pesar de que esta cita podría suponer nervios en la colaboradora, esta ha comentado cómo se encuentra: «Estoy fenomenal, muy bien», ha dicho concisa y rotunda. El hecho de que Raquel Mosquera no se haya presentado ha hecho que no se haya tenido que ver las caras con «la innombrable», tal y como la que fuera de pareja de Pedro Carrasco llama a la periodista.

Belén Rodríguez y Raquel Mosquera no se han visto en los juzgados

© Gtres.

Belén Rodríguez ha querido ser tajante en lo que se refiere a la defensa a su amiga, Rocío Carrasco. «Me alegro mucho por ella y espero que consiga que se reabra el caso. Lo de la segunda temporada ya se verá en otoño. No tengo ni idea de qué va a contar. Hace tiempo que no hablo con ella, la última vez que hablé con ella, Rocío se sentía liberada. Le hacía mucha falta ir a la tumba de su madre porque empieza una nueva etapa», dice la periodista orgullosa de su amiga.

Está feliz por su amiga Rocío Carrasco, a la que ve «liberada»

© Redes sociales.

Un documental que ha dado mucho que hablar

Rocío Carrasco con su documental ha sacado a relucir durante los primeros episodios a un importante nombre en la vida de su padre, Raquel Mosquera. La peluquera se propuso defender la memoria de su difunto marido y lo hacía con una extensa nota publicada vía redes sociales, donde ha estado muy activa. Además, arremetía duramente contra Belén Rodríguez, una de sus enemigas confesas, con quien ha protagonizado memorables enfrentamientos en los platós de televisión. 

«Me parece tan injusto, entre otras cosas, que cierta persona, se le permita estar sentada en un programa de televisión como esta noche la innombrable, que no se merece ni que diga su nombre, y que está denunciada por mí, como mucha gente sabe, porque un día se permitió el lujo supuestamente de dar a entender que no había que hacerme caso, porque estaba mal de la cabeza, o me había dedicado a otro tipo de trabajo que no era la belleza». Se ha mostrado tremendamente enfadada y se refería a su discurso en televisión. «Se permite el lujo nuevamente esta noche de insinuar otras cosas, supuestamente. ¿Por qué eres tan valiente que no las dices directamente? Os pregunto ¿eso es justicia? y encima que la lleven a televisión y se permite el lujo nuevamente de hacerlo».

Belén Rodríguez, amiga personal de Rocío Carrasco, siempre ha sido muy crítica con Raquel Mosquera. La peluquera también ha hecho alusión a esta amistad: «Y se permiten el lujo de defender a otras personas que presumen de ser sus amigas, y que supuestamente están en tratamiento o padece una enfermedad como yo, por esa regla de tres tampoco habría que hacerles caso. Digo yo».