Belén Esteban desde que se cayera a finales de abril y se rompiera la tibia y el peroné ha vivido una auténtica pesadilla. Para la colaboradora esta recuperación está siendo especialmente tediosa, de hecho, asegura estar desesperada. Más de cuarenta días sin poder andar y sin poder hacer vida normal son solo algunos de los datos que resumen sus últimos meses después de su aparatosa caída en ‘Sálvame’. Aunque está siguiendo al dedillo los ejercicios y el tratamiento impuesto por los médicos, hay algo que para ella es, sin duda alguna, la mejor medicina: su madre. La tertuliana se ha abrazado con su progenitora y ha compartido el momento, un instante que ha emocionado a la audiencia, pues es de sobra conocida la adoración que sienten la una por la otra. «Mi mejor medicina, mi madre», dice la de San Blas.

Redes sociales
Redes sociales

En la imagen que tantos me gusta ha conseguido se aprecia la complicidad que tienen madre e hija. Hay fotos que hablan por sí solas y esta es una de ellas, la cual, por cierto, se tomó en la casa de Belén Esteban en Paracuellos del Jarama. Si bien su dormitorio está en la planta superior, su marido, Miguel Marcos, ha conseguido adaptar la planta baja para que Belén pueda estar del todo cómoda y con sus necesidades más que cubiertas. Sentada en la butaca en la que suele estar cuando está en casa desde su caída, ella y su madre se abrazan sin mirar a cámara.

Belén Esteban, sobrepasada

El proceso está siendo duro y Belén está sobrepasada, pero tiene claro cuál es el camino si quiere retomar las riendas de su vida. A su lado cuenta con su familia y con compañeros de profesión que están muy preocupados de su evolución, ejemplo de ello, Chelo García Cortés, con quien, por cierto, comparte médico. Ambas se han reencontrado este martes en el centro hospitalario en el que están siendo tratadas, imagen que han posteado en el universo 2.0 y que posteriormente ha copado titulares. Cabe recordar que hace tan solo unos días Chelo se rompió el radio y ha tenido que ser operada, al igual que sucedió con Belén Esteban con su caída en ‘Sálvame’.

© Redes sociales.
© Redes sociales.

Belén Esteban intenta ser positiva y, aunque hay días en los que le cuesta, hay otros en los que hace de tripas corazón y se centra en lo cerca que está poder volver a su trabajo y a sus rutinas diarias. «Llevo 41 días sin poderme mover. Qué ganas tengo de volver a mi vida, ya queda menos, pero es muy duro parar así de repente. Pero volveré con mucha fuerza e ilusión, gracias», decía hace tan solo unos días. Muchos la animan y le recuerdan lo importante que es tener buena actitud en esta mala racha para que dentro de lo malo sea para ella más llevadero.

¿Qué se rompió Belén Esteban tras caerse en una prueba de 'Sálvame'?

La tibia y el peroné.