Bárbara Rey ha reaparecido en silla de ruedas tras recibir el alta hospitalaria. La vedette ha padecido coronavirus, sin embargo, sigue todavía muy agotada.


Bárbara Rey, por fin, está con los suyos. Las últimas semanas no han sido fáciles para ella a causa de una neumonía bilateral provocada por el coronavirus, enfermedad que la mantuvo ingresada durante algunos días. Su vida paró en seco también en el plano profesional, ya que, a pesar de haber firmado por ‘El Desafío’, tuvo que cancelar su participación. A su lado en todo momento ha estado su hija, Sofía Cristo, quien la acompañó en su alta hospitalaria de la clínica marbellí en la que permanecía. Pero ¿cómo se encuentra? Centrada en su recuperación, la que fuera vedette asegura que todavía se siente débil, por lo que no puede realizar grandes esfuerzos. Visiblemente cansada, Bárbara Rey salió del hospital en una silla de ruedas, tal y como se puede ver en el vídeo que te ofrecemos a continuación.

Vídeo: Europa Press

Con unas grandes gafas y una mascarilla, Bárbara Rey responde a los periodistas que había apostados a la puertas del hospital. Muy amable y tras agradecer el cariño de los reporteros, no ha dudado en aclarar cómo se enfrenta ahora a su vuelta a casa. A pesar de que fue a la Costa del Sol con el único ánimo de descansar y respirar aire fresco antes de enfrentarse al reto de ‘El Desafío’, estos días de asueto se vieron truncados por el virus, siendo sustituida por Norma Duval. La ex de Ángel Cristo insiste en que «la salud es lo primero», por lo que ahora su única intención es volver a ser la misma de siempre. «Tengo los resultados bastante bien, pero tengo que seguir con tratamiento. Te deja muy cansada», ha comentado. 

Su ingreso no ha sido fácil, de hecho, ella misma se ha confesado con algún periodista cuando se han interesado sobre su estado de salud. «Me faltan las fuerzas hasta para hablar y espero ir recuperándome poco a poco con los tratamientos que me están poniendo. Pero llevo unos días terribles», dijo con un hilo de voz a ‘La Razón’ antes de recibir el alta. Según insistía su hija Sofía, su madre es una paciente de riesgo por lo que debe protegerse al máximo antes de recibir las dos vacunas contra el coronavirus. Si bien ella jamás imaginó que iba a hacer frente a este trance, lo cierto es que ha estado rodeada de grandes profesionales que han cuidado al máximo de su salud, al igual que su hija Sofía.

A sus redes sociales todavía no ha vuelto. Bárbara Rey no se siente preparada para estar al pie del cañón y considera que hay cosas más importantes, siendo su última publicación el pasado 10 de abril. La de Totana tiene una gran fortaleza y eso ayudará a que muy pronto sus seguidores puedan disfrutar de su presencia en los platós de televisión.