El 26 de abril, Bárbara Rey recibía el alta hospitalaria por el coronavirus y ahora ha vuelto a tener que ser ingresada de urgencia


No son buenos tiempos Bárbara Rey. Su estado de salud preocupa, y mucho, a sus amigos y familiares. La exvedette ha tenido que volver a ser ingresada en la clínica Quirón de Marbella al acudir al servicio de emergencias por encontrarse muy mal y con una fiebre muy alta. Tuvo que asistir este domingo 9 de mayo y tras ver su delicado estado de salud, decidieron volver a ingresarla. Hay que recordar que hace tan solo unos días, concretamente el 26 de abril, recibió el alta hospitalaria tras estar ingresada unas semanas por culpa del coronavirus. Ahora, vuelve a vivir esta pesadilla de nuevo.

Bárbara Rey sufre un nuevo revés en cuestiones de salud

Según ha adelantado la revista ‘Diez minutos’, Bárbara Rey se encuentra de nuevo ingresada en la clínica Quirón de Marbella, centro médico en el que permaneció en su anterior ingreso. La actriz llegó acompañada por su hija, Sofía Cristo, y después de que los médicos comprobaron su estado, decidieron que lo mejor sería que permaneciese ingresada para poder llegar a un diagnóstico y conocer la dolencia de Bárbara Rey. Quieren descartar que el coronavirus tenga que algo que ver con este nuevo ingreso, y aunque aseguran que lo más seguro es que no tenga nada que ver, quieren confirmar este diagnóstico. Y es que cabe la posibilidad de que sean secuelas producidas por esta enfermedad.

Hace tan solo unos días, concretamente el 26 de abril, cuando la actriz recibió el alta hospitalaria en el mismo centro médico tras superar el coronavirus. Los médicos consideraron que podía seguir recuperándose de una forma mucho más segura en su vivienda. Su estado de salud era favorable, hasta ahora, que ha sufrido un nuevo revés en su estado de salud.

GTRES

«Me faltan las fuerzas hasta para hablar», decía la actriz hace unos días

Su ingreso no fue fácil, de hecho, ella misma se confesó por aquel entonces con algún periodista cuando se han interesado sobre su estado de salud. «Me faltan las fuerzas hasta para hablar y espero ir recuperándome poco a poco con los tratamientos que me están poniendo. Pero llevo unos días terribles», decía con un hilo de voz a ‘La Razón’ hace tan solo unos días.

Según explicó su hija, Sofía Cristo, el coronavirus le había derivado en una neumonía que debían controlarla, siendo esta tan solo una de las consecuencias. «Tengo algunos problemas cuando me tienen que poner una vía para los sueros, cuesta encontrarme las venas, pero qué le vamos a hacer, confío en irme recuperando día a día. Espero que pronto acabe todo esto», explicó la propia Bárbara desde la clínica en la que permanecía ingresada. Ahora, Sofía Cristo ha vuelto a dejar de lado sus compromisos profesionales para trasladarse a Marbella y estar junto a su madre en este nuevo ingreso hospitalario.