Marta Riesco se ha convertido en una de las mujeres más buscadas. Su relación con Antonio David Flores ha provocado que en menos de un segundo aparezcan más de 780.000 noticias en Google. Este número nos ayuda a hacernos una idea de su impacto, pues muchos lectores querían saber el pasado miércoles más datos sobre la periodista que ha conquistado al malagueño. En especial, las búsquedas de su nombre se dispararon el día 12 de enero, fecha en la que salió a la luz su romance, y el día 13, día en el que ella dio la cara en televisión. Aunque este detalle no es el único cambio que Marta Riesco ha experimentado, pues en sus redes sociales también ha aumentado sus seguidores. En concreto, de 88.000 ha pasado a tener 105.000, un 20 % que los expertos tildan de «llamativo y considerable». Desde SEMANA nos hemos puesto en contacto con Influencities, agencia experta en influencers, para analizar su perfil de Instagram y ver cuál puede ser su tirada a partir de ahora.

Marta Riesco ya hacía colaboraciones antes de que se confirmara su historia de amor. En concreto, la comunicadora promocionaba ropa, restaurantes e incluso muebles, una tónica que sigue presente, a pesar de estar unida sentimentalmente a alguien que despierta tantas críticas. «Es cierto que es un aumento considerable y más porque ha sido en cuestión de días, pero hay que tener en cuenta que Marta Riesco ahora mismo está viviendo un boom mediático y no sabemos cuánto le va a durar, por ello, si quiere mantener a estos nuevos seguidores que le siguen por ser la nueva novia de Antonio David tiene que cuidar el contenido. Tenemos un ejemplo de esto muy presente como ocurrió con el caso de Alexia Rivas quien ahora es influencer y colaboradora», dice su directora, Paloma Bulnes. La joven acaparó todas las miradas con el famoso Merlos Place, algo que podría suceder también a Marta Riesco a partir de ahora.

Aunque las fuentes consultadas tienen claro que Antonio David Flores no ayudará a Marta Riesco a crecer como influencer, lo cierto es que la reportera de ‘El programa de Ana Rosa’ quiere seguir explotando esta faceta. «Evidentemente puede afectarle (…) Ahora él no tiene buena imagen pública», aseguran desde la empresa consultada. No solo por lo contado en la docuserie de Rociito, sino también por su ruptura con Olga Moreno, a la cual apoyaba de manera incondicional la marea azul. Hasta el momento, todo apunta a que la mayoría de followers que ha añadido en solo cinco días son simples curiosos y que no serán fieles a su perfil. Antes era interesante para las marcas por su seguridad y por el puesto de trabajo que tiene, pues es muy visible en televisión, sin embargo, su nueva relación sentimental puede provocar caída de contratos en redes. «Su punto débil es su nueva relación sentimental. Antonio David no goza de la simpatía del público y esto a las marcas les frena bastante», deslizan a esta revista.

Marta Riesco tiene varios trabajos en Mediaset como reportera, ya que también ejerce como periodista en ‘Ya son las ocho’. Empleos que combina con ser influencer, aunque esto, de momento, sea solo una ayuda a final de mes. Depende del acuerdo con el que llegue con la empresa o la marca, Marta podría llegar a cobrar o bien unos «300 euros por post» o bien únicamente que recibir esa prenda o producto de manera gratuita a cambio de promocionarlo en su cuenta de Instagram. Todo esto teniendo en cuenta que la joven periodista debería deshacer su última maniobra en el universo 2.0 y volver a activar los comentarios en sus publicaciones. «Los comentarios hay que tenerlos siempre activados. En IG hay que lidiar siempre con el público y sinceramente esto es un error porque das a entender a tu público que ahora los comentarios que recibes no son favorables y por eso los desactivas.», valora Bulnes. ¿Será este ascenso meteórico fugaz o por el contrario será solo el principio? Solo el tiempo lo dirá.

¿Qué diferencia de edad existe entre Marta Riesco y Antonio David Flores?

En concreto, esta nueva pareja se lleva 12 años. Ella tiene 34 años y él tiene 46, aunque esto no es un problema para ellos, tal y como han confirmado.