La revista SEMANA habla, en exclusiva, con Antonio Tejado meses después de que abandonara su silla como colaborador de ‘Sálvame’.


Antonio Tejado se alejó de la televisión. El sevillano, dada su situación, era consciente de que esta era la decisión más sabia: debía marcar distancia para recuperarse al cien por cien de su vida anterior. Lejos de las cámaras el colaborador se está rehabilitando, un proceso que está logrando gracias a su entorno más cercano. Su único objetivo era dejar atrás cualquier adicción y hacerlo apartado de la diaria presión mediática era la mejor opción, tal y como reveló él mismo hace algunos meses: «me va a venir muy bien parar un poquito. Me va a venir bien retirarme». Desde entonces, contadas han sido sus intervenciones, sin embargo, no ha podido evitar acaparar todas las miradas en más de una ocasión.

Hace tan solo unas semanas su familia volvía a la palestra mediática al perder a un familiar a causa del coronavirus. Su tío, Antonio Tejado Algaba, falleció a los 65 años, una noticia que le dejó destrozado tanto a él como a su tía María del Monte y el resto de seres queridos. Mientras la artista le envió una carta pública tras su pérdida, Antonio quiso ser mucho más reservado. Tan solo compartió cuatro corazones sobre un fondo negro en sus redes sociales, lo que demostró que estaba desolado, pero, sobre todo, sin palabras ante su inesperado fallecimiento. Sobre este y otros muchos asuntos Tejado ha charlado, en exclusiva, con SEMANA. A sus 33 años Antonio dice sentirse centrado, fuerte, pero haciendo frente a la que es su gran pesadilla. No puede ver a sus hijos desde más de un mes y medio, una circunstancia que viven otros muchos españoles y que él ha confesado a esta revista haciendo gala una vez más de la sinceridad que le caracteriza.

¿Cómo estás llevando el confinamiento?

Estoy en mi tierra. Lo estoy llevando bien retirado de todo. Estoy conviviendo con mi hermano pequeño porque yo vivía solo y mi hermano también, bueno y además nos hemos juntado con dos amigos que se vinieron desde el principio. Aquí estamos los cuatro que esto parece un barracón militar (ríe).

Antonio Tejado no cuenta con la compañía de sus hijos

Antonio Tejado

No es lo mismo hacer el confinamiento siendo padre y estando lejos de tus hijos, ¿no?

Lo llevo muy mal, fatal. Mi hijo Antonio está en Madrid, pero mi hija Emma está también en Sevilla y yo evidentemente no quiero ponerle en riesgo. Ella está con su madre, con Alba, con la cual yo me llevo muy bien y hago videollamadas a diario y mejor que esté donde esté y no se mueva para que ambas estén bien.

Antonio Tejado

¿No les ves entonces desde hace más de 45 días?

Sí, desde el principio no les veo. Es una mierda, la verdad. Hay semanas que estás muy bien y otras que por esto, pues se lleva realmente mal.