Anna Ferrer y su novio, Iván, han disfrutado de una jornada playera en Cádiz donde han presumido de su amor junto a unos amigos


Que Anna Ferrer Padilla está viviendo su momento más dulce con su novio, Iván, es un secreto a voces. La joven está muy enamorada. Si este fin de semana los veíamos juntos en la boda del reportero de ‘Sálvame’ José Antonio León con Rocío Madrid, ahora han aprovechado que tienen unos días libres para disfrutar de la playa en Cádiz. Si primero vimos a la joven disfrutando de la playa con su madre, Paz Padilla, en mitad de amigos y fans, ahora es Anna la que pasa una jornada en la playa con su novio. Demostrando amor, la pareja se deshace en mimos y cariños delante de sus amigos, entre los que se encontraba Xoan Viqueira.

Anna Ferrer y su novio se han mostrado de lo más cariñoso en las playas de Cádiz

Hay que recordar que la boda se celebró en Sevilla, por lo que después de esta, aprovechando la cercanía en la que se encontraban, Paz Padilla, Anna Ferrer y el novio de esta decidieron viajar hasta Zahara de los Atunes, en Cádiz, donde siempre que pueden se trasladan. Ese es el escenario donde la presentadora vivió su historia de amor con Antonio Juan Vidal. Incluso donde le dio el ‘sí, quiero’ y donde tuvo lugar después el último adiós al abogado. Para la familia Padilla esta localidad gaditana significa mucho y siempre que sacan un hueco pasan largas temporadas allí.

Aprovechando que se encontraban en Sevilla viajaron a Cádiz donde están pasando unos días de descanso y rélax. Este lunes, hemos visto cómo Anna Ferrer y su novio disfrutaban en la playa con unos amigos. La pareja, que está más enamorada que nunca, se tumbó en la arena donde hubo tiempo para intercambiar confidencias y risas entre caricias y mimos. La joven se sentó encima de su novio donde aprovecharon para abrazarse bajo la atenta mirada de un grupo de amigos que les acompañó a disfrutar de aguas gaditanas. También estuvieron pendiente del móvil donde estuvieron viendo diferentes publicaciones juntos.

Gtres

La joven está más enamorada que nunca de su novio

Como ya nos tiene acostumbrados, Anna Ferrer presumió de cuerpo enfundada en un bikini negro, que ya destacaba su tono bronceado. Además, llegó a la playa luciendo un pantalón ancho en tono coral, sombrero para protegerse del sol y capazo de tejido natural donde guardaba todos sus enseres personales para que no le faltara de nada en su jornada en la playa.

La joven ha compartido diferentes publicaciones durante este fin de semana donde ha dejado constancia a sus seguidores lo bien que lo ha pasado. Tanto durante la boda como de sus jornadas playeras, Anna Ferrer ha querido que sus seguidores sean testigos de la felicidad que comparte junto a su novio, Iván.