La hija de Paz Padilla y su novio Iván están felices en su nuevo nidito de amor, del que poco a poco enseñan nuevas imágenes. Te mostramos las fotos de la cocina.


Anna Ferrer Padilla no puede estar más feliz. Acaba de iniciar una nueva etapa junto a su novio Iván Martín y se han ido a vivir juntos a una casa. Se trata de un piso en el centro de Madrid que han convertido ya en su primer nidito de amor y que ella y su pareja están decorando poco a poco. Ilusionada, la hija de Paz Padilla ha compartido numerosas imágenes de su recién estrenada vivienda.

Así, en las últimas semanas hemos visto cómo han ido amueblando su vivienda a través de imágenes que la joven ha compartido en su cuenta de Instagram. Esta semana, Anna ha dejado ver un espacio que hasta ahora no había mostrado: la cocina.

Ha sido su pareja quien la ha grabado preparando unos muslos de pollo con cuscús en los fogones de una cocina en blanco y con encimera oscura. De estilo convencional, pero muy funcional, el horno y el microondas están ubicado en una torre para facilitar las tareas en esta estancia. También cuenta con una amplia ventana por la que entra muchísima luz.

Instagram

Desde que Anna y su novio Iván se han mudado a un pisito en el corazón de la capital, los dos están encantados. «Me encanta tener mi espacio para cocinar, me relaja mucho», ha confesado la joven. A sus 24 años, Anna ha dejado atrás el hogar familiar para emprender vuelo por su cuenta. Hasta hace muy poco vivía con su madre en el chalet que tiene la presentadora en una exclusiva urbanización de Madrid.

Instagram

La pareja empezó su idilio en el año 2019 y desde entonces se han hecho inseparables. Hace unas semanas los dos encontraban el momento perfecto para dar el importante paso de vivir juntos. La primera en anunciar la feliz noticia era la ‘influencer’, que compartía un vídeo mostrando algunos rincones de la casa que ya compartir con su chico.

«Deseando empezar esta nueva etapa 🏠 @ivssss_ te quiero ❤️‍🔥», decía en su cuenta de Instagram. La joven no podía ocultar su ilusión y la felicidad y nervios al compartir esta noticia con todos sus seguidores. Con una sonrisa de oreja a oreja, Anna Ferrer enseñaba la puerta de entrada del piso en el que vivirán juntos, así como la entrada el amplio salón. La nueva vivienda de Anna e Iván es un piso de alquiler que han elegido sin muebles, por lo que han ido eligiendo los muebles poco a poco.