Ángela Dobrowolski ha sido detenida por asaltar presuntamente la casa de su marido, Josep María Mainat, junto a su actual pareja. Se le acusa de robo con fuerza y se cree que trataba de okupar la vivienda


El horizonte judicial de Ángela Dobrowolski, mujer del productor de televisión Josep María Mainat, se complica por momentos. Además de la acusación que pesa sobre ella de intento de asesinato, aprovechando supuestamente la condición diabética de su marido para pertrechar su acción, la alemana tiene una orden de alejamiento no solo hacia su marido, sino que el juez también le ha impedido que pueda estar junto a sus hijos menores, por lo que se encuentra sola y sin opciones de escape. Aun así, la joven Ángela ha decidido sumar un delito más a la lista, al ser detenida en la mañana de este martes por los Mossos por haber asaltado presuntamente la segunda residencia de su exmarido en Canet de Mar, tal y como han confirmado fuentes policiales.

A Ángela Dobrowolski no le ha bastado con tener que defender su inocencia ante un juez de Barcelona ante la dura acusación de intento de asesinato tras inyectarle supuestamente insulina a Josep María Mainat mientras dormía en su domicilio. Aprovechó presuntamente que estaba dormido para suministrarle varias dosis de insulina que terminaron por provocarle un coma en el productor. Nana más despertar, él tenía la firme convicción de que su mujer había tratado supuestamente de quitarle la vida, algo que quedaría respaldado con las cámaras que registraron los extraños movimientos de la mujer mientras él dormía y que terminaron con su detención. El miedo a que se produzca un segundo intento llevó al productor a solicitar el amparo judicial y que se materializó con una orden de alejamiento, la cual se habría saltado Ángela Dobrowolski al acceder a la segunda vivienda de su marido en Canet de Mar, en compañía de Gabriel, su actual pareja.

Foto: Gtres

Ángela Dobrowolski se encuentra actualmente en disposición policial en los calabazos de una comisaría de Barcelona. Tal y como han desvelado fuentes policiales, la exmujer de Josep María Mainat y su actual pareja, Gabriel, se dirigieron a la vivienda del productor, quedando registrados por las cámaras de seguridad de la residencia. Al saltar las alarmas, cuatro patrullas de la policía local de Canet de Mar se personaron en la casa, procediendo a la detención de Ángela Dobrowolski y su acompañante acusados de un presunto delito de robo con fuerza, que podría verse agravado con la orden de alejamiento que pesa sobre ella y que le impide acercarse al productor y a sus hijos hasta que se esclarezca qué sucedió aquella fatídica noche en la que él terminó en el hospital y con su vida pendiendo de un hilo.

Si a Ángela Dobrowolski se le acumulan los delitos en una lista, Josep María Mainat realiza su propio listado. En su caso para inventariar todo lo que echa en falta de su vivienda del barrio de Horta en la que habría convivido durante años con su mujer y sus hijos y que después se convirtió en una casa repleta de personas de todas las nacionalidades que han ayudado supuestamente a Ángela Dobrowolski a desvalijarla. Al menos eso mantiene el productor, que aseguraba que “la casa está bien, pero el contenido de la casa está totalmente saqueado. Estoy bastante cabreado, han roto la caja fuerte”, se quejaba el que fuera cantante de La Trinca. Aunque su exmujer ha sido desahuciada de la casa, se apuró en vender todo aquello que tenía cierto valor antes de que se ejecutara su salida forzosa de la casa, siempre según mantiene el productor y su equipo jurídico que le defiende.

Gtres

Josep María Mainat sospecha que Ángela Dobrowolski ha tratado de asaltar su segunda residencia en Canet de Mar para continuar con su proceso de vender todo aquello que pueda y así poder financiar su defensa judicial. Pero también se cree que la pareja podría estar pensando en okupar la vivienda supuestamente y establecer allí su vida mientras la justicia decida cuál es su destino. Cabe señalar que no es la primera vez que trata de entrar en esta misma casa con la idéntica intencionalidad, dado que en el pasado verano ya tuvo un intento. Un asunto que complica la situación judicial de Ángela Dobrowolski, dado que está en libertad condicional y con estas actuaciones bien podría regresar a prisión a la espera de juicio.

La última vez que Ángela Dobrowolski habló ante las cámaras fue para asegurar a ‘El programa de Ana Rosa’, en compañía de su abogado, que su marido le había robado unas joyas: “Presenté una denuncia por el robo de las joyas personales, que eran lo único que tenía en esa caja fuerte”, aseguraba. También decía que el desahucio de la casa que había compartido con Josep María Mainat era “surrealista” y denunciaba que no podía ver a sus hijos: “Tuve una relación muy intensa con mis hijos y la forma violenta con la que se nos separó es un escándalo”, explicaba Ángela Dobrowolski, que solicitaba la retirada de la orden de alejamiento y la posibilidad de tener de nuevo la custodia de sus vástagos.