Todas las miradas estaban puestas en Anabel Pantoja en la final de Supervivientes. Se reencontró con Yulen en el plató y, aunque llamó la atención que no se fundieran en un apasionado beso nada más verse, se han ido conociendo pinceladas de su noche tras la gala. Si bien en un principio se ha descubierto que la sobrina de la tonadillera se reunió con unas amigas en una casa, quienes además le hicieron una fiesta sorpresa, ahora se sabe que en esta cita estuvo Yulen. La pareja pasó la noche juntos justo horas después del programa, encuentro que ha servido para que el joven conozca al círculo de Anabel Pantoja.

Anabel Pantoja Yulen (4)
Telecinco

Están felices y tenían muchísimas cosas que contarse. Confidencias en las que, a buen seguro, habrá salido el nombre de Omar Sánchez y es que antes de ver a Yulen, Anabel Pantoja grabó el especial de ‘Déjate querer’ en el que se reencuentra con su ex. Un cara a cara en el que no ha reinado la tensión, sino todo lo contrario. «Pidieron estar juntos en un camerino a solas tras la grabación», han contado en ‘El programa de Ana Rosa‘, donde puntualizan que estuvieron hablando aproximadamente media hora. En la actualidad siguen siendo marido y mujer, pues no han formalizado la separación, aunque su relación sentimental está completamente rota y ambos han rehecho su vida.

Ahora Anabel mira hacia el futuro, un futuro en el que probablemente Yulen tenga un espacio importante. Prueba de ello, que no solo haya querido reunirse con sus amigas de confianza, sino que haya incluido a Yulen en sus primeras horas en la civilización. Después de muchas semanas en la isla que le ha cambiado la vida, la colaboradora de televisión está recuperando las riendas de su vida. ¿Su primer plan? Una celebración hasta altas horas de la madrugada con su entorno más íntimo en Madrid en la que por supuesto Yulen tenía su lugar privilegiado.

Anabel Pantoja
Gtres

Anabel Pantoja, Yulen y el resto de concursantes de ‘Supervivientes’ volverán a verse este viernes, día en el que se suele grabar el debate tras la final y en el que todos los participantes arreglan sus rencillas. Quién sabe si ahí contarán sus planes como pareja y podrán etiqueta a la historia de amor que ha surgido en el reality más duro de la televisión. De momento, tendrán que apañarse para verse más a menudo y encontrar huecos en sus agendas, ya que ambos viven en un punto del mapa.