La sevillana ha aclarado en qué punto se encuentran las finanzas de su primo tras su reciente bache económico y el forzoso parón laboral del confinamiento.


Anabel Pantoja ha explicado en ‘Sálvame’ cuál es la situación económica que atraviesa su primo, Kiko Rivera. El hijo de Isabel Pantoja sabe bien lo que es superar dificultades en el terreno monetario. El año pasado entró con Irene Rosales en la casa de Guadalix de la Sierra como concursante de ‘GH Dúo’ para poder sanear sus cuentas hacer frente a cuantiosas deudas que había contraído con Hacienda. Entonces no tuvo reparo alguno en admitir sus agujeros: «Yo no entro para ganar dinero, entro pasa saldar mis deudas, Muchas veces no hemos podido ni pagar el alquiler de la casa, y ha sido entonces cuando mi madre me ha ayudado», decía. Debía 80.000 euros a Hacienda y 15.000 más por intereses y costas. Su paso por el concurso de Telecinco lo ayudó a hacer frente al monto adeudado.

Pero meses después iniciaría un periodo de gloria. Tras su salida del ‘reality’, su popularidad subió como la espuma. Le llovían los bolos e, inspirado, impulsó su carrera musical como nunca antes lo había hecho. El año 2020 prometía ser un año de éxitos para el andaluz. Conciertos, colaboraciones, shows en toda España… su labor profesional había trascendido más allá de las de un DJ y Kiko triunfaba, además, como cantante. Su buena racha se vio truncada en marzo de 2020.

Su crisis durante el confinamiento: «Esto me ha pillado jodido de pasta»

 

El estallido de la crisis sanitaria del coronavirus provocó un forzoso parón en su trabajo. De golpe y porrazo se esfumaron los espectáculos que tenía previstos y sus colaboraciones con otros artistas se quedaron en lista de espera… Ante esta inesperada situación, Kiko tuvo que recurrir a ayudas del Gobierno y, según él mismo revelaba, empezó a cobrar una ayuda de 700 euros, ya que esta etapa de vacas flacas lo había pillado «sin ahorros».

«Tenía un verano estupendo de trabajo y nos iba a posibilitar empezar a poner colchón para mis hijas, comprarnos una casa… Pero ha llegado así», destapaba el propio joven. «He tenido que pedir la ayuda por ser autónomo. Esto me ha pillado muy jodido de pasta. Todo lo que he ganado en mis entrevistas y en Gran Hermano lo he utilizado para pagar mi deuda con Hacienda, que ya se ha acabado, gracias a Dios. Siempre he sido un gastador y ahora me arrepiento de ello. Ahora, no tengo problema en decirlo, solo estoy ingresando 700 euros al mes, que es lo que me da el Estado, pero sigo teniendo los mismos gastos de siempre. Es una locura, no hay derecho».

Anabel Pantoja: «Kiko ha tenido problemas y lo ha pasado mal»

 

Este verano, Kiko ha recorrido buena parte de la geografía española, compaginando su actividad profesional con días de vacaciones en familia. Esto ha hecho despertar las dudas sobre el estado de sus cuentas bancarias. ¿Ha logrado recuperarse económicamente o sigue teniendo dificultades económicas? Su prima Anabel Pantoja ha respondido a estas cuestiones en ‘Sálvame’, donde ha hablado muy claramente sobre el tema.

«Están saliendo a flote de una crisis que han tenido gorda»

«Kiko ha tenido problemas y lo ha pasado mal», ha reconocido la colaboradora. «Esto no quiere decir que esté fatal». Es verdad que Kiko y su familia se han ido de vacaciones, pero ha sido con el sudor de su trabajo. Es lo que ha hecho siempre: «Ha estado trabajando muchísimo y ha ganado muchísimo dinero», detallaba la joven. «Cuando sale del concurso se recupera», pero «con el tema del Covid decide que tiene tres hijos y no quiere poner en riesgo a nadie y por eso Irene y él deciden apretarse el cinturón. Luego hace público lo de los 700 euros y decide no trabajar», ha añadido Anabel. Y defendía que ella, quien también es autónoma, no duraría en solicitar una ayuda similar si se viese en una situación de necesidad.

«En las vacaciones se han venido a Canarias y ha sido todo a través de publicidad», recalcaba. «Él es autónomo, como la mayoría de loS que estamos aquí. Él tiene que tirar de esa paga, igual que los que estamos aquí», decía. «Él intenta sacar de donde puede. Irene está viniendo aquí los fines de semana. Están saliendo a flote de una crisis que han tenido gorda y en todo momento Kiko está siendo natural y como es él», ha recordado Anabel.