Después de conocerse que Rocío Flores podría estar negociando dar su versión de los hechos, ahora Ana Rosa Quintana da pistas sobre en qué punto está el trato.


Todo lo que dice, se convierte en noticia. Ana Rosa Quintana parece estar siendo clave en la trayectoria profesional de Rocío Flores. La joven aceptó hace unas semanas ser colaboradora de televisión de su programa, una oportunidad laboral que ha llegado en medio del revuelo mediático que han provocado las declaraciones de su madre, Rocío Carrasco, en su docuserie ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ tras 25 años de silencio.

A pesar de que la joven ha dejado claro que no quería dar su versión de los hechos tras las confesiones de su madre sobre la comentada brutal paliza que le dio su hija, esta ha lanzado algunos mensajes desde el plató del programa en el que colabora. Poco después, salía a la luz la noticia de que podría haber estado reuniéndose para negociar su versión de los hechos en televisión.

Ana Rosa Quintana la abría las puertas de su programa para que esta hablara del tema. Sin embargo, finalmente Rocío Flores podría haber rechazado la propuesta. Sobre todo, después de haber escuchado las palabras que la presentadora de televisión ha ofrecido este miércoles en su programa: «El día que quiera, tendrá libertad para hablar. Pedro parece que por el momento no lo es…». La joven decía rotunda: «No, no», lo que significa que por ahora prefiere mantenerse en silencio.

Ana Rosa desvela que Rocío Flores por ahora mantiene su silencio

© Telecinco.

La respuesta tan concisa pero rotunda de la joven deja claro que por el momento no va a dar el paso de hablar para dar la versión de los hechos. Ella misma ha asegurado en su programa el mal momento que atraviesa personalmente. «Estoy tomando la perspectiva de centrarme en mí y en mi salud mental. Quiero poder tomarme esto de la mejor manera posible. Estoy en proceso, yo creo que todo lleva su proceso… y ahí estoy yo», ha comenzado diciendo.

Tras estas palabras ha asegurado que está atravesando uno de los peores instantes de su vida: «Obviamente no diré que es el mejor momento de mi vida. Incluso diré que es el peor. Bueno quitando las dos pérdidas que he sufrido, que era mi abuela materna y mi abuelo paterna. Pero sí… no te voy a mentir», ha dicho. A pesar de esto, Rocío Flores no quiere hablar más sobre la docu-serie de su madre: «Cada vez que se me pregunta algo referente frente al documental ha sido en dos hechos concretos por dos hechos concretos y no voy a seguir hablando del documental«, cuenta.

Ha estado negociando dar su versión, algo que ahora declina

Todas las personas que han salido en el documental de Rocío Carrasco han querido dar su versión de los hechos tras la emisión de los capítulos en los que se les ha nombrado. Entre estos, se encuentra la propia hija de la protagonista, Rocío Flores, quien después de escuchar el relato de su progenitora sobre la violenta agresión que sufrió en julio de 2012 parecía estar dispuesta a conceder una entrevista para contar su punto de vista, algo que finalmente no ocurrirá, por lo menos, por ahora.

«Está dispuesta a hablar gratis o a donar el dinero que gane por la entrevista», explicaba hace unos días Gustavo González. Asimismo, insistía en que la joven hace hincapié en que su madre no está contando la verdad al 100% y por eso quiere que los espectadores conozcan la otra versión de los hechos. «Hay muchos matices que cree que son importantes explicar para aclarar las cosas. Después de lo que su madre ha expuesto y lo que ha omitido, da por perdida la relación con ella. Lo que quiere es salvar la relación con su hermano. Cuando comenzó el documental sí que quería recuperar la relación con su madre, pero después de los dos últimos capítulos no. Ella tiene su versión de los hechos», comunicaba el paparazzi.