Los últimos meses han sido decisivos para Ana María Aldón. La mujer de José Ortega siempre ha advertido que su mayor temor era tocar fondo y caer en el pozo de la depresión. Finalmente no ha podido evitar derrumbarse. Tras semanas apartada del foco mediático, ha reaparecido en el programa ‘Déjate querer’ donde ha protagonizado una de sus entrevistas más sinceras. Uno de los momentos más duros se ha producido cuando Toñi Moreno le ha preguntado si había pensando en quitarse la vida recientemente. 

Ana María Aldón
Telecinco

«He tocado fondo», ha reconocido la colaboradora con lágrimas en los ojos. «¿Porqué no lo hiciste?», volvía a cuestionar la presentadora. Sin dudarlo, Ana María Aldón ha confesado el motivo por el que tiene que seguir batallando día a día: «Mi niño me necesita mucho. Tiene nueve años y no se merece que su madre le abandone. Tengo que seguir luchando aunque no te guste la vida que tengas. Quiero seguir viviendo y recuperar las ganas de vivir».

El duro momento de Ana María Aldón 

Han sido meses de rencillas familiares, reproches públicos, exposición mediática… Todo ello han hecho mella en su estado anímico y unido a una crisis sentimental han provocado que la mujer de Ortega Cano haya explotado. El punto de inflexión se produjo hace algunas semanas cuando su marido llamó en directo al programa ‘Ya son las ocho’ y reprochó públicamente la actitud de su mujer. Fue entonces cuando decidió coger las maletas y poner tierra de por medio. «Yo tenía pensado irme. No pregunté quién venía. Solo dije que me iba», ha contado. 

Ana María Aldón hija
Telecinco

Durante estos años, la andaluza ha explicado que se ha sentido «humillada», no por su marido sino por otros miembros de la familia. «Hay situaciones que se podían evitar, pero no se evitan. Cuando se pasan ciertos límites hay que retirarse. Eso es lo que he hecho yo. También reflexionar. He reflexionado poco porque la tristeza me bloquea». Asimismo, ha explicado que se trata de su primera crisis matrimonial después de diez años. Ahora solo piensa en levantar cabeza y volver a ser la mujer luchadora que siempre ha presumido ser. «Yo qué sé lo que voy a hacer. Primero recuperarme, luego lo que venga».

Su relación con Gloria Camila Ortega tampoco atraviesa un buen momento. «Arreglar la situación con ella es difícil porque no todo se sabe. No me puede tirar el órdago a mí. No soy yo sola. Hay cosas que no y ya está». Su hija mayor, Gema, también ha participado en la entrevista y ha explicado que no tolera el comportamiento de esta. «Hay ciertas cosas que pasan. Algunas actitudes que pueden molestar más o menos. Conmigo no ha tenido ninguna mala actitud porque yo soy de cortar esas situaciones, pero no me gustan los gestos. Las miradas que tiene con mi madre». En su momento le advirtió de esto último a través de un mensaje. Según ha contado poco después Gloria Camila la bloqueó.