Rocío Carrasco ha generado un auténtico vendaval de reacciones a consecuencia de sus últimas declaraciones en ‘Montealto’. Un programa en el que la protagonista se vio sorprendida por una inesperada llamada de su tío, José Antonio Rodríguez, marido de Gloria Mohedano, quien dudó por completo de su testimonio. La respuesta de Ana María Aldón no se ha hecho esperar. 

Gtres
Gtres

«A mí no me hace falta que llame José Antonio para creer en una sentencia. Una sentencia es una sentencia», ha afirmado la mujer de José Ortega Cano durante su intervención en el programa ‘Viva la vida’. La diseñadora ha dado la cara por Rocío Carrasco con estas palabras, aunque se ha mostrado visiblemente agotado con todo este asunto. Cabe recordar que José Antonio Rodríguez dudó en directo de la sentencia judicial en la que Rocío Flores es condenada por propinar una paliza a su madre, también cuestionó por completo el relato de su sobrina.

Las contundentes palabras de Ana María Aldón

Ana María Aldón ha hablado alto y claro, desmarcándose por completo de la familia Mohedano. «Yo entiendo que se separe de la familia si tantos problemas hay y no te aportan nada. Entonces sigue tu camino». Además, la colaboradora ha expuesto su postura ante los distintos conflictos y confirma sentirse libre de opinar. «Yo no me siento coaccionada por nadie. Yo en mi casa tampoco veo coacción por parte de nadie. Nunca he sentido ninguna acción de coacción por parte de ningún miembro de mi familia», ha insistido.

La mujer de José Ortega Cano ha querido resumir el programa con el siguiente titular: «Guerra igual a dolor para todos». La andaluza ha insistido en que remover viejas rencillas está siendo duro para todos los miembros del clan de la recordada Rocío Jurado. Incluso tuvo que permanecer una hora con el televisor encendido, pero sin volumen para evitar más dolor. «Pongo en prioridad mi salud mental. Lo necesito».

Instagram
Instagram

Asimismo, Ana María Aldón ha manifestado su hartazgo de volver a hablar de ciertos temas. «Ya no me apetece más escuchar la sentencia contra Rocío Flores. Es una sentencia, es indiscutible. Pero Rocío Flores tenía una edad», ha recalcado sacando la cara por la joven. La colaboradora ha confirmado que José Ortega Cano siguió el programa, pero que no lo vieron juntos. «Yo no estaba a su lado porque no lo vi con él, pero se oía cuando entró José Antonio. Quise taparme los oídos y tuve que quitar el sonido de la tele. Así fue, Emma».

La colaboradora ha querido pronunciarse sobre otro de los puntos clave: la salida de Ortega Cano de su hogar en Montealto. «Mi marido nunca me ha contado que le echaron de la casa. Sí que me dijo que había sentido una profunda soledad después de que muriese Rocío Jurado», ha explicado sobre la mudanza del diestro del chalet que compartió junto a ‘la más grande’.