Alexia Rivas no ha encontrado demasiada fortuna en su paso por ‘Supervivientes’, convirtiéndose en la tercera expulsada del reality, siendo casualmente la segunda en marcharse Marta López, la que se entendía como su enemiga pública número uno. Sin embargo, su regreso a la civilización y a su vida en España parece que tampoco está siendo un camino de rosas, dado que la polémica se ha impuesto sobre ella a modo de huracán mediático en el que está quedando mal parada.

Vídeo: Europa Press

La que fuese reportera al servicio de María Patiño metió la pata al filtrar a la organización los mensajes privados que su compañero de isla, Carlos Alba, le había enviado con supuesta insistencia. Él está casado y este hecho se vendió como una presunta traición a la estabilidad de su relación, lo que después se ha ido comprobando que dichos mensajes no comprometían en manera alguna su fidelidad, dado que el interés del cocinero puesto sobre la periodista residía tan sólo en contar con su colaboración para participar en su canal de cocina y así usar su popularidad como reclamo a futuribles suscriptores.

Tantas críticas ha recibido Alexia Rivas por ello que la polémica amenaza con hundirla mediáticamente, algo a lo que ella se resiste con uñas y dientes. Así lo hace ahora al enfrentarse a las preguntas de los que un día fueron sus compañeros a pie de calle, los reporteros. Lo primero que hace es responder con contundencia a las feas acusaciones que el hermano de Carlos Alba ha realizado sobre ella. La periodista muestra su arrepentimiento por haber filtrado los mensajes, pero no está dispuesta a reconocer su culpa, dejando de nuevo la pelota en el tejado del cocinero.

También responde a los ataques recibidos por parte de la que fuese su jefa, María Patiño. Vea el vídeo para conocer cómo trata de salvarse Alexia Rivas de sus distintos frentes abiertos en los que, además, reserva una pullita a Alfonso Merlos, principal reclamo para su salto a ‘Supervivientes’ junto a Marta López que, al final, poco juego ha dado. Le deja claro que ella es la protagonista, que brilla por sí misma y que no le necesita para tener un hueco en los platós. ¡Dale al play!