Álex Lequio ha tenido que ingresar en la clínica Ruber Internacional este pasado martes, tal y como publicó SEMANA. Su madre, Ana Obregón, ha dejado todos sus compromisos profesionales a un lado para estar junto al joven en este delicado momento. Eso sí, han preferido mantenerse en un discreto segundo plano.

El que también está muy pendiente de Álex es su padre, Alessandro Lequio, que ha continuado acudiendo al trabajo. Sin embargo, ha querido tranquilizar a todos ofreciendo sus primeras declaraciones tras el ingreso de su hijo. “No hay nada que decir. Mi hijo está bien, está tranquilo y ya está”, explica.

“Su ingreso no tiene nada que ver con ninguna recaída”, ha querido aclarar. Ana Obregón no se separa de su hijo y Alessandro Lequio solo tiene bonitas palabras para el joven: “Ana está maravillosa, está muy bien. Estamos bien, todos estamos bien”, declaraba sin querer contar mucho más.