Enamorados, felices y llenos de pasión. Así han posado el cantante y su novia en unas playas de ensueño.


«Las vacaciones en tu risa son mis favoritas». Con estas palabras, Alejandro Sanz ha compartido con sus casi 6 millones de seguidores de Instagram lo que siente durante su idílica escapada junto a su novia, Rachel Valdés. La pareja ha tomado un avión rumbo a un destino que no ha desvelado para disfrutar de unos días de relax juntos.

Radiantes, felices y apasionados, el cantante y su chica se han dejado ver en una playa paradisica de aguas cristalinas y turquesas. Podría tratarse de Cuba, la isla natal de la artista, pero ninguno de los protagonistas ha desvelado de qué destino se trata.

Instagram

Lo cierto es que, a tenor de las imágenes, están encantados de la vida. Enamorados y en su mejor momento. Y es que tras un año de pandemia, ya entran «ganas de volver a viajar, de descubrir lugares, y vivir nuevas experiencias», como escribía hace un par de meses la pintora junto a unas imágenes antiguas en Nueva York y lo que parecía ser Florida.

Ante las imágenes compartidas por la pareja, numerosos amigos del cantante han publicado comentarios en las redes sociales. «¡Qué buena piscina!», dice Jorge Cadaval. «¡Guapos!», publica Eva González. José Mercé, por su parte, celebra la imagen con un expresivo «Ompareeeeee». Por su parte, Vicky Martín Berrocal se suma a los halagos con una ristra de emoticonos con forma de corazón.

Instagram

La felicidad de la pareja se produce cuando la ex de Alejandro Sanz, Raquel Perera, ha confirmado su relación con el actor, periodista, modelo y preentador Miguel Such. La pareja ha sido fotografiada dando un paseo por Palma de Mallorca. Unas instantáneas a las que la que fuera mano derecha del madrileño ha respondido diciendo que es “libre” para enamorarse sin tener que preocuparse por el qué dirán.

Son tiempos felices para ambas partes. Alejandro cada vez afianza más su relación con Rachel Valdés, que vive con él en la casa que el solista tiene alquilada en la exclusiva urbanización La Finca, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Una vivienda en la que Rachel ha instalado su estudio de arte y en el que ambos han formado su nidito de amor. Rachel ha publicado unas fotos reformado recientemente, pues la caribeña publicaba unas fotos de una piscina junto a un comentario en el que habla de «nuevos proyectos». Lo que no ha confirmado es si esta piscina forma parte del nuevo hogar de la pareja o si, por el contrario, las imágenes forman parte de uno de sus trabajos artísticos.