Ahora observamos de cerca las secuelas que ha tenido Ainhoa Arteta por sus problema de salud. Por primera vez vemos cómo está su mano sin su dedo amputado.


Tras un tiempo especialmente complicado, Ainhoa Arteta comienza a levantar cabeza. La soprano vuelve ilusionada al trabajo al frente de la obra ‘La Bohème’ en el Teatro Marquina de Madrid. Una ópera que supondrá un punto de inflexión en su vida ya que será su reaparición ante su público después de sus problemas de salud. Una noticia que publicó en en exclusiva la revista SEMANA en su día. Ahora observamos de cerca las secuelas que ha tenido la tolosarra a consecuencia de sus dolencias. Por primera vez, vemos cómo está su mano con su dedo amputado.

Mujer vital donde las haya, la guipuzcoana ha tardado relativamente poco en volver a recuperar su rutina. Cabe recordar que su vida estuvo pendiendo de un hilo. «Casi me muero. Estoy luchando para recuperar mi vida», afirmó en su momento. El pasado mes de septiembre saltaron todas las alarmas cuando SEMANA publicó que le tuvieron que amputar varios dedos debido a una sepsis. Además, su salud se vio mermada tras sufrir coronavirus a principios del año pasado. Más tarde contraería una afección por la que le tuvieron que amputar distintas falanges. Este duro momento se unió a una etapa complicada a nivel sentimental ya que coincidió con la separación de Matías Urrea -con quien había compartido hasta entonces los últimos años de su vida-.

Gtres

Durante estos últimos meses se ha refugiado en su familia. Regresó al lado de su padre en la localidad vizcaína de Ispáster. También su círculo más íntimo de amigos ha sido esencial en esta pronto recuperación. Ahora, la vemos volviendo a disfrutar de lo que más le gusta y lo que mejor sabe hacer: cantar.

La segunda vida de Ainhoa Arteta

Ella misma ha recordado a sus seguidores un día que difícilmente podrá olvidar. Lo hacía cuando se cumplían seis meses del aniversario de aquella fecha. «El 26 de julio fue el día que volví a nacer!!!! Según me contaron cuando salí del coma y me salvó el antibiótico al que yo era alérgica. Ya no quedaban más opciones porque mi cuerpo no reaccionaba a nada. Milagros de la vida», ha afirmado recientemente. Un mensaje que escribió desde Berlín donde continuaba con su rehabilitación. Aunque la soprano apuntaba a que deseaba dar una buena noticia cuanto antes. Su vuelta al trabajo lo es, sin duda alguna.

Con gran pasión ha hablado de su nuevo proyecto profesional: ‘La Bohème’. «Para mí es uno de los títulos que más habré interpretado. He escuchado y he hecho ‘La Bohème’ en todas las partes del mundo. Todos tenemos un bohemio dentro y todos encontramos en alguno de los roles algo que nos identifica. Me apasionará toda la vida», ha afirmado sobre este ilusionante trabajo que afronta junto al empresario Emiliano Suárez.