Este lunes, Agatha Ruiz de la Prada reveló que habían robado el furgón con su colección de moda. Ahora, asegura que ve algo turbio en este robo y que está muy mosqueada. ¿Qué ha descubierto?


Agatha Ruiz de la Prada comienza septiembre con una de las peores de las noticias: el robo de su colección de moda para mujer. La diseñadora anunció esta noticia este lunes, pero la historia da un giro radical y Agatha ve algo raro en cómo han ocurrido los hechos: «Es todo muy turbio», ha asegurado a ‘Espejo Público‘, donde ha hablado este mismo martes después de que ayer estuviera toda la tarde dándole vueltas a la cabeza a lo que le había ocurrido. Aunque en un primer momento ha confesado que «me quedé en shock», conforme pasaban las horas y con la mente mucho más fría, no entendía nada de lo que había pasado, algo que había hecho que se mosqueara.

Agatha Ruiz de la Prada da la última hora sobre el robo de su ropa

Tal y como hemos dicho anteriormente, la diseñadora ha hablado con Susanna Griso sobre lo ocurrido: «Los de la fábrica dicen que no es verdad todo esto. Es todo muy turbio«, ha comenzado su entrevista. Agatha ha asegurado que en su tienda vende de todo: desde ropa de niños, mujer, lápices, accesorios… «pero la más importante es la ropa de mujer. Lo normal es que me la hubieran entregado el mes de agosto para ir subiéndola a la página web y ahora con la vuelta al cole se vende. Este año íbamos muy retrasados por todo lo del Covid, pero después de tanto tiempo ya iba a llegar. Primero iba a llegar el viernes y después que me dijeron el lunes a las 10 de la mañana», asegura.

Pero parece ser que finalmente no se produjo la entrega: «Llega el lunes y me llama el transportista llorando a moco tendido. Mi primera impresión fue de quedarse en shock, pero por la tarde me empiezo a mosquear. No me cuadra que fuera a una fábrica a recoger un domingo en Portugal cuando no se trabaja. ¿Por qué a las 4 de la mañana dejan el furgón lleno en un parking? Además de que robar 35 cajas no es fácil… tendrían que haberse llevado un camión», ha seguido asegurando Agatha que no entendía nada de lo que pasaba. «Los de la fábrica dicen que tiene otra versión. Ya por la tarde ya iba diciendo no me creo nada de todo esto. Es rarísimo»

Esto supone un revés a la economía de Agatha, ya que la ropa que le han robado suponía el 85% de la ropa de mujer que ella iba a vender en su tienda, «además del disgustazo de seis meses de trabajo medio perdidos«, confesa. El dinero no es el mayor problema ya que confiesa que «mi ropa no es muy cara, el problema es que estaba cada vez vendiendo más ropa de mujer. Siempre he sido de ropa de niños, pero gracias a gente como Mila Ximénez iba ya como un tiro. Ahora estas prendas ya me la entregarán casi en diciembre».