Vídeo: Tik Tok

Un vídeo de Moulay Hassan, el príncipe de Marruecos, se hace viral por este curioso motivo

Moulay Hassan se ha convertido en todo un fenómeno viral gracias a un vídeo en el que se le graba en un acto con sus amigos cuando creía que nadie le veía. Lo que hace ha sorprendido no solo en su país, sino también por todo el mundo, pues dicen que es la primera vez. Vea el vídeo

Moulay Hassan, de 18 años, está llamado a ser el futuro rey de Marruecos, pero desde hace ya bastantes años ha acaparado muchas de las miradas que se centran en su familia por su particular forma de ser. Su carisma poco a poco va acaparando la atención de los medios internacionales, especialmente por su forma de ‘no saludar’ a sus súbditos y personalidades del estado marroquí, cuando les acerca la mano y antes de que esta sea besada o cogida para ser estrechada la retira rápidamente con un movimiento que desde siempre ha causado furor en las redes sociales. Pero ahora estas plataformas echan humo por el joven heredero al trono alauita por otro motivo y es que un nuevo vídeo sobre él publicado en Tik Tok ya está dando mucho que hablar y ya acumula millones de reproducciones en todo el mundo.

El joven heredero Moulay Hassan se encontraba en un acto oficial de su país y unas imágenes captadas en las que se le ve en actitud distendida con sus amigos sin percatarse de que está siendo grabado ha comenzado a pulular y a dar mucho que hablar. El vídeo ha comenzado a arrasar en Tik Tok para después ir reproduciéndose como una plaga en otras muchas plataformas. Pero el revuelo no viene esta vez por una polémica que pudiese poner en riesgo el ya criticado reinado de su padre, sino por cómo se habría saltado uno de los preceptos de cualquier acto oficial en Marruecos y que pasa por mostrarse respetuoso y, por supuesto, no reír a carcajadas en plena evento. Y esto es lo que le sucedió a Moulay Hassan, que no pudo contener la risa ante un comentario de un amigo. Trató de guardar la compostura y disimular la gracia que le hizo la ocurrencia de su amigo, pero fue imposible. Trató de esconder su carcajada como pudo, e incluso acabó por secarse las lágrimas que la risa le provocaba con una mano.

Foto: Gtres

Pero los comentarios en las redes sociales que han convertido al vídeo en todo un fenómeno viral no se centran en críticas por romper esta regla del protocolo marroquí, sino precisamente por ser la primera vez que se ha visto sonreír o reír a carcajada limpia al joven de 18 años, quien desde que era tan solo un niño había sabido mostrar una actitud seria y distante sin problema alguno. “Es la primera vez que le veo reírse, por fin se ríe”, escriben algunos seguidores al exitoso vídeo que, además, ha cosechado piropos hacia el joven que se sentará en el trono alauita: “Ha robado mi corazón”. ¡Dale al play y vea su inusual gesto de simpatía que hasta ahora había ocultado tras un armazón de seriedad!