Victoria de Suecia y su marido, Daniel Westling, están llevando a cabo un viaje oficial a Italia, donde la princesa ha sorprendido con sus mejores recursos de estilo.


La princesa Victoria de Suecia está disfrutando de un viaje a Italia con su marido, Daniel Westling. El plan es estupendo, aunque se trate de una visita oficial de dos días y eso implique cumplir con los obligados compromisos. No obstante, están en un destino romántico por excelencia, con Roma como primera parada, y siempre hay huecos en la agenda para dejarse llevar por el ambiente…

Gtres.

Lo que está claro es que la heredera sueca ha empezado con el pie más glamouroso en cuanto estilo. Se nota que ha preparado su maleta con mucho mimo, pensando además en que iba a una de las mecas de la moda.

En su primera aparición nos ha dejado un look de lo más atractivo, con pantalones negros con cinturón de cordón dorado y una blusa con escote cuadrado y mangas abullonadas que acapara todo el protagonismo. Esta es de la firma sueca Totême, con la que también aprovecha para exportar el diseño de su país.

No obstante, el toque ‘cool’ lo puso con los complementos: unos pendientes gruesos dorados de aro, botas de punta de piel de serpiente y, por último, un pañuelo de rayas enrollado en el moñito. Un detalle este que nos recuerda mucho al versátil uso del pañuelo que hizo Audrey Hepburn en la película ‘Vacaciones en Roma’ y que convirtió a la actriz en un icono de moda. Sin duda, muy chic.

Gtres.

Después de realizar varias visitas de carácter tecnológico y empresarial, destinadas a estrechar los lazos entre ambos países, ya por la noche llegó el momento de gala. La princesa Victoria y su esposo fueron agasajados por el embajador de Suecia en Italia, Jan Bjorklund, y su esposa, Anette Brifalk, con una cena en su residencia oficial. Para ello Victoria se puso de tiros largos y brilló como toda una princesa.

Su vestido plateado de lentejuelas, de corte recto, marcando cintura y con una sexy abertura en la espalda, estaba hecho para captar miradas. Era de la firma sueca Malina, una de sus favoritas.

Gtres.

Victoria de Suecia, de 44 años, estaba espléndida y sonriente, ejerciendo de excelente ‘embajadora’ fuera de sus fronteras. Y como siempre dedicándole gestos llenos de amor a su marido, con el que lleva 11 años de matrimonio y tiene dos hijos: la princesa Estelle (9) y el príncipe Oscar (5), quienes en esta ocasión se han quedado en casa y atendiendo a sus obligaciones escolares.

El siguiente destino italiano de la princesa y su marido será la ciudad de Turín, al norte, famosa por ser la sede de la Fiat. Ya estamos esperando más sorpresas de estilo de parte de Victoria…