Máxima de Holanda ha vuelto a convertirse en una de las protagonistas de la semana y, por primera vez en mucho tiempo, no ha sido por sus llamativos y aplaudidos looks. Este martes, la reina de los Países Bajos ha compartido protagonismo con su suegra, Beatriz de Holanda, dando lugar a unas imágenes que seguro inspiran a doña Letizia.

16Derrochando complicidad

15

Hace seis años que Beatriz de Holanda cedió el título de reina a su nuera, Máxima, pero todavía sigue siendo clave en la agenda de la casa real. Este lunes ambas mujeres han compartido agenda de nuevo, protagonizando una estampa familiar y bonita.

14Se nota a la legua que se llevan muy bien

Si algo ha quedado claro durante esta jornada, en la que han presenciado los Premios Príncipe Bernhard, es que ambas se llevan muy bien. Risas, miradas y gestos con los que ha quedado claro la complicidad que tienen.

13Máxima es una mujer muy natural

Sin duda, es una sintonía de la que doña Letizia podría tomar ejemplo para reforzar su relación pública con la reina Sofía. Desde el famoso rifirrafe de Palma todos los ojos están puestos en las apariciones con juntas de ambas mujeres.

12Gestos de cariño a doquier

Máxima, vestida en un discreto color rosado, le ha dejado todo el protagonismo a la madre de su marido, que iba muy elegante en tonos azulones.

11Cada acto juntas es una sorpresa

Cada vez que vuelven a estar juntas suegra y nuera acaparan todas las miradas. No solo por los estilismos que puedan lucir ese día o el acto al que asistan, sino más bien por el cariño que derrochan.

10La mejor manera de estrechar lazos

Compartir agenda es la manera que Máxima y Beatriz han encontrado para estrechar sus lazos familiares. Algo que hace mucho tiempo que no hacen doña Letizia y doña Sofía.

9Beatriz recuperó el título de princesa

Una de las grandes diferencias entre ambas monarquías es que cuando Máxima se convirtió en la reina de los Países Bajos, Beatriz recuperó el de princesa de Orange-Nassau.

8El ‘rifirrafe’ supuso un antes y un después

Hasta esa famosísima misa de Pascua, doña Letizia y doña Sofía siempre parecían haber tenido una relación cordial, aunque un tanto distante. A partir de ese momento, sin embargo, quedó claro que no era todo tan bonito como parecía.

7Han intentado dejar ver que se llevan bien

Sin duda supuso un punto de inflexión pues ambas mujeres intentaron, con sus gestos, evidenciar que todo había quedado en el pasado. 

6Es más cariñosa que nunca con ella

Si hay algo ‘positivo’ en todo este asunto es que la Reina y la Emérita han estrechado lazos. En las últimas ocasiones en las que se han dejado ver juntas se han mostrado mucho más cariñosas. 

5Ha tenido gestos muy bonitos

Todavía no han llegado al punto en el que están Máxima y Beatriz de Holanda, pero parece que la relación familiar de ambas mujeres va por buen camino.

4Una más en la familia

Si bien la Familia del Rey está compuesta oficialmente por don Felipe, su mujer y sus hijas, doña Sofía suele asistir también a muchos actos junto a ellos. El último fue en los Premios Princesa de Asturias.

3La incluyen en algunos planes

Los premios asturianos dejaron imágenes tan entrañables como estas en las que doña Letizia y doña Sofía caminaron agarradas durante unos pasos y presumiendo de sonrisas.

2Derrocharon complicidad

Era el día más importante de la princesa Leonor y ambas lo sabían. Por eso, consiguieron dejar de lado todo lo malo de los meses anteriores para volcarse en la princesa.

1Un buen espejo en el que mirarse

Sin duda, la reina Letizia y la reina Sofía tienen en Máxima y Beatriz de Holanda un muy buen espejo en el que mirarse.