Una nueva princesa llega a la realeza internacional tras el anuncio de compromiso con Luis de Luxemburgo. ¿Pero quién es ella? ¿A qué se dedica?


Hoy mismo hemos recibido la noticia de una nueva boda real en ciernes. El anuncio de compromiso del príncipe Luis de Luxemburgo con Scarlett-Lauren Sirgue ha alegrado mucho a los Grandes Duques Enrique y María Teresa, padres del novio, quienes se han apresurado a desearles una «inmensa felicidad» a través del comunicado oficial de la Casa Real. Aunque aún no han facilitado la fecha del futuro enlace, todos soñamos ya con la idea de una ceremonia de ensueño y una novia vestida con sus mejores galas… ¿Pero quién es Scarlett-Lauren? Una nueva princesa llega a la realeza internacional y lo queremos saber todo de ella.

Scarlett-Lauren Sirgue nació el 8 de agosto de 1991 en Burdeos (Francia). Sus padres son Pierre Sirgue, abogado especializado en Derecho de Salud, y Scarlett Berrebi, también abogada, especializada en Derecho de Familia. Ella es la mediana de tres hijos: tiene una hermana mayor, Elisabeth, de 34 años; y un hermano menor, Archibald, de 27. La joven ha seguido los pasos profesionales de sus padres y se licenció en Derecho en la Universidad de París, tras lo cual comenzó a trabajar en el despacho fundado por sus progenitores, Sibe Avocats, allá por 1984 y con sedes en París y Burdeos.

Su deseo de ayudar y defender a sus clientes es un compromiso que comparte con su futuro marido, el príncipe Luis, quien también trabaja en el bufete familiar como mediador encargado de la resolución de conflictos por la vía amistosa.

Según reza en la página oficial de la Casa Gran Ducal, «creció entre Cap Ferret, Burdeos, Suiza, Londres y París, educada en los valores fundamentales como la solidaridad, la humildad y el respeto».

GENEROSA Y CON PASIÓN

Scarlett-Lauren Sirgue se caracteriza por su generosidad y su capacidad para emprender con corazón y pasión. Entre sus aficiones se cuentan la música, el cine, el arte y la moda, y le encanta disfrutar de las obras de Baudelaire, Chopin, Nina Simone y el pintor Josef Albers. También se destaca una de sus aficiones más curiosas, y es que la joven es una apasionada de la costura, algo que aprendió desde niña al lado de su abuela. Desde entonces forma parte de su inspiración. Quién sabe si dará un paso más y diseñará algo para ella. ¿Su vestido de novia, por ejemplo?

Dulce, guapa, de ojos claros, melena larga de color miel y una figura esbelta, Scarlett-Lauren puede dar mucho juego, aunque su perfil es más discreto que mundano. Apenas se ha dejado ver en público con el príncipe durante este año de noviazgo (hay una foto juntos las pasadas navidades en sus redes sociales), pero ahora las cosas van a cambiar y tendrá que comparecer en algún acto oficial. Parece que por ahora todo va bien con su suegra, la Gran Duquesa María Teresa, quien tenía sus más y sus menos con la exmujer del príncipe.

En definitiva, hablamos de una joven «perfecta», culta, sin pasado y con una profesión reconocida. El hecho es que, previsiblemente dentro de este año y si nada lo impide, Luis y Scarlett-Lauren se darán  el «sí, quiero». Seguramente tendrá que ser más restringido debido a la pandemia, pero no faltará la ilusión. Es la primera boda para ella y la segunda para él, quien aporta dos hijos fruto de su anterior matrimonio con Tessy Antony. Gabriel y Noah ya tienen 15 y 13 años respectivamente y, así como están encantados con el prometido de su madre (este año disfrutarán de dos bodas), también se llevan de maravilla con la novia de su padre. Todo queda en casa, como en las mejores familias.