Sangre, moratones, vodka y antidepresivos: nuevos datos sobre la muerte de Kasia Gallanio

El informe forense destaca el hallazgo de botellas vacías de alcohol y antidepresivos en la casa de Kasia Gallanio, donde fue hallada muerta.

portada princesa kasia gallanio

10 días después de que se hallase el cuerpo sin vida de, Kasia Gallanio, conocida como jequesa de Marbella

jequesa de Marbella, se saben nuevas informaciones sobre las circunstancias que rodean su muerte. El informe ocular del levantamiento del cadáver, realizado por una forense del Instituto de Medicina Legal de Málaga, revela que la ex del jeque Abdelaziz bin Khalifa Al Thani presentaba moratones en los hombros. También había restos de sangre en el piso donde fue encontrada muerta y dos botellas de vodka vacías en el baño. Aún hay más: también se encontraron restos de sangre y sustancias farmacológicas indicadas para pacientes con alcoholismo crónico antidepresivos. Un cóctel letal en el caso de haberlo mezclado todo.

Kasia-Gallanio-muerte-hija

También te interesará

Kasia Gallanio, un mes antes de morir: “Mi marido tocó a mi hija de manera inapropiada”

Sangre, moratones, vodka y antidepresivos: nuevos datos sobre la muerte de Kasia Gallanio
Redes sociales.

La autopsia preliminar ya apuntó a una parada cardiorrespiratoria como la causa de la muerte, pero se está a la espera de conocer los resultados del estudio toxicológico, que darán más información sobre cómo murió. ¿Fue una sobredosis, un accidente, un asesinato? En estos momentos, la investigación policial sigue su curso para conocer si su muerte fue consecuencia de un acto voluntario o provocado.

Uno de los objetos encontrados en la vivienda de Kasia Gallanio fueron cristales rotos de una lámpara y sangre en la cama, que es donde aparece el cuerpo de Kasia. Se cree que Kasia podría haberse herido al pisar los cristales de una lámpara, ya que no parece que haya signos de violencia evidentes, pero hay que investigar, pues su desaparición ha dejado tras de sí muchas incógnitas y preguntas sin responder.

Sangre, moratones, vodka y antidepresivos: nuevos datos sobre la muerte de Kasia Gallanio
Gtres.

Kasia Al-Thani era la tercera mujer del multimillonario Abdelaziz bin Khalifa Al-Thani, tío del emir Tamim bin Hamad bin Khalifa Al-Thani. De origen polaco, conoció al jeque en Francia, cuando ella tenía 19 años, en los 90. El matrimonio tuvo tres hijas, las gemelas Malak y Yasmin (17) y Reem (15). Tras su divorcio, hace 15 años, comenzó una batalla judicial por la custodia de las jóvenes.

En una entrevista reciente con la presentadora Clara Chizoba Kronborg en el programa ‘Womens World Show’, Kasia Gallanio narró los problemas que vivió al lado del padre de sus hijas: “Mis dos hijas gemelas no querían vivir conmigo y él, como castigo, cortó contacto con ellas. A la pequeña no se le permite hablar conmigo y eso me entristece mucho. Ella recibe muchas cosas materiales de su padre, pero todo es un chantaje. Es muy triste, porque extraño a mi hija", confesaba, con enorme tristeza de no tener contacto con su hija pequeña. Según explicaba, a su ex “le gusta controlarme a través de las niñas, pero eso solo las lastima a ellas”.

En su aparición televisiva denunció los abusos sexuales sufridos por una de sus hijas entre los 9 y 15 años: “Mi hija dijo en la corte que su padre la tocó de manera inapropiada. Ella no lo había compartido conmigo, lo compartió en la corte, así que solo me sentí culpable por no estar allí y protegerla”. Y apuntaba: “Le creo a mi hija. Es una historia horrible, algo que me golpeó muy fuerte”.

El cadáver de Kasia Gallanio no fue encontrado hasta tres días después de su muerte. Estaba acompañada de su mascota, un perro pomerania que permaneció en la casa hasta que la policía, con la ayuda de los bomberos, lograron acceder a su dúplex marbellí.