Los Reyes de Noruega se encuentran en cuarentena en Palacio después de tener un contacto directo que ha dado positivo en coronavirus


El pasado 9 de octubre, Harald de Noruega tuvo que ser sometido a una operación de corazón para sustituirle dos válvulas. Esto provocó que estuviera varias semanas sin actos oficiales en su agenda debido a que tenía que recuperarse completamente antes de retomar su agenda. Pues fue precisamente hace dos semanas cuando volvió a sus compromisos profesionales y ahora ha tenido que volver a cancelar por contacto estrecho con un positivo en coronavirus. Lo que se traduce en que los reyes Harald y Sonia de Noruega se encuentran en cuarentena por contacto directo con un positivo en coronavirus.

Durante varios días, los reyes noruegos no podrán salir de Palacio y tendrán que seguir con las recomendaciones sanitarias. De momento, Harald se ha aislado de manera voluntaria después de que uno de los trabajadores de la Casa Real haya dado positivo. Esto le obliga a permanecer unos días aislados y sin poder salir de su residencia, cancelando así los compromisos oficiales que tuviera durante los próximos días.

Sonia de Noruega sí que tiene que cumplir la cuarentena obligatoria

Mientras que el rey Harald de Noruega sí que se ha autoconfinado de manera voluntario, su mujer, la reina Sonia de Noruega, sí que debe de permanecer en cuarentena obligatoria debido a que ha tenido un contacto mucho más estrecho con la persona que habría dado positivo en la Covid-19. Ha sido la propia Casa Real noruega quien ha confirmado esta noticia a través de un comunicado oficial emitido desde Palacio.

Gtres

Dicho comunicado rezaba lo siguiente: «Se ha detectado hoy la Covid-19 en un empleado de la Royal Court. Su Majestad el Rey está en cuarentena domiciliaria autoimpuesta. Su Majestad la Reina está en cuarentena como resultado del estrecho contacto con la persona en cuestión. La pareja real está asintomática. 14 empleados de la Corte Real también están en cuarentena», anuncian confirmando así que tanto los Reyes como 14 empleados de la Casa Real se encuentran en cuarentena tras el positivo de otro de sus trabajadores.

En el mismo comunicado también señalan que están siguiendo todas las normas y recomendaciones sanitarias para evitar así la propagación del coronavirus: «El tribunal cuenta con rutinas acordes con las normas y recomendaciones de las autoridades relacionadas con el control de infecciones, que incluyen la práctica de regulaciones a distancia, el uso de mascarillas, limpieza intensificada e higiene de manos, así como el uso de oficinas en el hogar».

El hecho de que los reyes se encuentren en cuarentena, hace que sus actos se vean modificados. Así mismo lo explican en el comunicado donde dan una alternativa a los actos oficiales que tenía previsto el Rey Harald de Noruega: «Como resultado de la cuarentena, Su Majestad el Rey dirigirá el Consejo de Ministros el próximo viernes por teléfono desde Bygdø Kongsgård. Su Alteza Real el Príncipe Heredero tiene una audiencia con el presidente de Estonia. El programa de la pareja real se actualizará».

Gtres

El estado de salud de Harald de Noruega

Durante las últimas semanas, ha sido muy preocupante el estado de salud del Rey debido a la intervención a la que tuvo que someterse. Al monarca se le tuvo que realizar un cambio de válvula que se le había implantado por primera vez en el año 2005. Tras la intervención quirúrgica, fuentes de la Casa Real noruega confirmaron que la operación ha sido un éxito. No obstante, debido a la edad del monarca (83 años) y al tipo de operación, el equipo del Servicio de Cardiología del centro, encabezado por el doctor Bjørn Bendz, consideró que durante las próximas horas a la intervención lo mejor era permanecer en la UCI para controlar mejor la evolución de su estado de salud.

Según los facultativos, el monarca estuvo consciente durante la operación. Y es que la suya no fue una operación a corazón abierto, sino a través de la ingle. Por este motivo se tuvo que usar anestesia local. Esto ha permitido que el rey Harald haya mantenido el conocimiento en todo momento en la intervención. Ésta ha consistido en la sustitución de la válvula aórtica. Algo que se ha realizado en varias fases. Primero se le ha instalado un marcapasos temporal. Después se insertó una nueva válvula cardíaca biológica a través de una arteria inguinal que pasó al interior de la válvula antigua.