El diario británico The Guardian ha vuelto a abrir la caja de Pandora en Jordania. Y es que ha publicado un reportaje de investigación en el que reflejan la existencia de al menos siete cuentas en Suiza pertenecientes a los reyes Abdullah y Rania que alcanzarían un valor de unos 180 millones de libras. Las reacciones a la noticia no se han hecho esperar, pero la primera (y más sorprendente) ha sido la del propio monarca hachemita.

rania de jordania

A través de un comunicado oficial, el rey Abdullah se ha apresurado a desmentir algunos puntos de la información aludiendo a sus principios de transparencia y ejemplaridad. Y dice que en dicho informe «se incluyen inexactitudes e información desactualizada y engañosa, que se han empleado con el objetivo de difamar a Jordania y a Su Majestad así como tergiversar la verdad».

Seis de las cuentas estarían a nombre del rey y una al de la reina, todas ellas en el banco Credit Suisse.

rania de jordania, abdullah de jordania

Según el soberano, «el saldo total mencionado es inexacto y exagerado, como resultado de un conteo duplicado significativo». Y aclara que la mayor parte de ese dinero «está relacionado con la venta de un gran avión Airbus 340 por 212 millones de dólares, que fue reemplazado por otro más pequeño y menos costoso de Gulfstream. Su Majestad había heredado dos aviones del rey Hussein, que fueron vendidos, y la suma obtenida se utilizó para cambiarlos más de una vez durante los últimos 20 años».

rania de jordania, abdullah de jordania, hussein de jordania, iman de jordania, salma de jordania, hashem de jordania
Gtres.

El documento continúa: «La suma excedente resultante de reemplazar el avión grande por otro más pequeño es gestionada por los recursos privados y la fortuna personal de Su Majestad para cubrir los gastos privados de la Familia hachemita y financiar varias iniciativas reales en los últimos años».

«Las cuentas cerradas a las que se hace referencia en los informes incluyen una cuenta con depósitos heredados por Su Majestad de su difundo padre, el rey Hussein».

Respecto a la cuenta cuya titular es Rania de Jordania explican que sirve como fondo fiduciario para sus cuatro hijos y que «provienen de la riqueza privada del rey y se puso a nombre de su madre porque entonces eran menores de edad».

Una vez aclarados estos puntos, el comunicado recuerda que los recursos personales del monarca son independientes de los fondos públicos y del Tesoro y que están administrados por Privy Purse, que lleva trabajando para la Corte Hachemita más de 70 años.

rania de jordania
Queen Rania.

«La Corte Real Hachemita reitera que toda asistencia internacional está sujeta a auditorías profesionales, y que sus asignaciones están contabilizadas por el Gobierno y las entidades donantes».

Y termina lanzando un contundente aviso: «Cualquier acusación que vincule los fondos de estas cuentas con fondos públicos o asistencia extranjera son intentos difamatorios, infundados y deliberados de distorsionar los hechos y de apuntar sistemáticamente a la reputación de Jordania, así como a la credibilidad de Su Majestad, especialmente después de informes similares publicados el año pasado que se basaron en filtraciones de años anteriores».

rania de jordania

Estas últimas palabras se refieren a cuando hace seis meses saltó el nombre del rey Abdullah dentro de los Papeles de Pandora. Según esto, el soberano poseía un patrimonio inmobiliario valorado en 100 millones de dólares, que incluía propiedades en Malibú, California y hasta en el lujoso barrio londinense de Belgravia.

Esta es la puntilla a un año especialmente difícil para los reyes de Jordania. En abril de 2021 salió a la luz el complot contra él por parte de destacados miembros del Gobierno y personalidades influyentes, entre los que se encontraba su medio hermano, el príncipe Hamzah.

hamzah de jordania, abdullah de jordania, rania de jordania

Esto obligó a su arresto domiciliario y una investigación que acabó, con más sombras que luces, con un perdón público por parte de este. Aún así, la madre del príncipe, Noor de Jordania, viuda del rey Hussein, sigue pidiendo justicia para su hijo y que se limpie su nombre de la infamia.

Los reyes Abdullah y Rania han capeado el temporal unidos y dando tranquilidad junto a sus cuatro hijos, pese a la convulsa situación y las dudas sobre la estabilidad del país.