El príncipe Joaquín de Bélgica, sobrino del rey Felipe, ha dado positivo en covid-19 después de disfrutar de una fiesta privada en Córdoba. Una reunión que rebasaba los límites permitidos, ya que se habían emplazado un total de 27 personas, por tanto está siendo investigada por la policía.

El joven, de 28 años, hijo de la princesa Astrid vino a nuestro país hace tan solo unos días, el pasado 24 de mayo aterrizó en Madrid después de vivir la cuarentena en Bélgica. Desde la capital puso rumbo a Andalucía en AVE. Se desconoce si contrajo el temido virus después de asistir a dicha fiesta celebrada el pasado 26 de mayo o ya lo había contraído con anterioridad. Fuentes oficiales de palacio han confirmado que ha dado positivo después de presentar los síntomas propios del virus.

Enamorado de una cordobesa

Joaquín de Bélgica, analista financiero de profesión, es el décimo miembro en la línea de sucesión al trono belga y pasa largas temporadas en nuestro país para estar junto a su novia, la cordobesa Victoria Ortiz -graduada en Derecho y diseñadora- quien proviene de una conocida familia de empresarios. Al parecer, la sonada reunión habría sido junto a familiares y amigos en el interior de una casa privada de Córdoba.

La subdelegación del Gobierno de Andalucía ya ha iniciado una investigación al respecto y todos los asistentes a la fiesta permanecen en cuarentena para evitar un posible brote. Los asistentes incumplían el límite de 15 personas permitido en fase 2 en la que se encuentra la provincia de Córdoba. Rafaela Valenzuela -subdelegada del Gobierno- manifestaba su malestar por estas conductas «irresponsables que ponen en riesgo todo lo conseguido de manera ejemplar por la sociedad cordobesa durante el estado de alarma y el confinamiento». Añadía que se pondrían las sanciones pertinentes en el caso de confirmarse actitudes irregulares. 

El joven, licenciado en Economía Internacional, Gestión y Finanzas, es el tercer hijo de la princesa Astrid y siempre ha destacado por su perfil discreto. No se trata del primer caso de coronavirus dentro de la familia real de Bélgica. Su tía, Claire, mujer del príncipe Lorenzo también dio positivo a principios del mes de mayo.