Los Grandes Duques de Luxemburgo han conocido a su nieto a través de una emotiva videollamada.


Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo están de enhorabuena, la madrugada de este domingo han dado la bienvenida a su primer hijo, un bebé varón al que han puesto el nombre de Charles Jean Phillipe Joseph Marie Guillaume. Con este nombre compuesto han querido tener un especial tributo con el Gran Duque Juan, bisabuelo del pequeño, quien fallecía hace tan solo un año.

La Casa Gran Ducal era la encargada de comunicar la noticia donde señalaba que tanto la mamá como su hijo se encontraban bien: «El Gran Duque Heredero y la Gran Duquesa Heredera tienen la gran alegría de anunciar el nacimiento de su hijo este domingo a las 5:13 en la maternidad de la Gran Duquesa Carlota de Luxemburgo». Indicaban que el bebé había pesado 3,190 kilos y medido 50 cm. Concluían el mensaje con las siguientes palabras: «El Gran Duque Heredero y la Gran Duquesa Heredera están deseando presentarlo a la población».

Los Grandes Duques de Luxemburgo han podido conocer a su nieto a través de una videollamada. Un mágico momento que les ha supuesto una «inmensa alegría», tal y como señalaban en la cuenta oficial del Ducado. «El tiempo se detuvo en el castillo de Berg durante una videollamada en la que El Gran Duque y la Gran Duquesa tuvieron la inmensa alegría de conocer por primera vez a su nieto».

Subrayaban que había sido «una reunión digital», pero que había estado «llena de emoción» e indicaban que estaban deseosos de abrazar al nuevo miembro de la familia. Asimismo, han compartido algunas preciosas imágenes de este encuentro virtual donde pudieron ver la carita del recién nacido. Por su parte, Guillermo ofrecía unas palabras a las puertas del hospital tan solo unas horas después del nacimiento. Una comparecencia en la que se mostraba totalmente emocionado.

Siete años como marido y mujer

A finales de 2019, la Casa Ducal anunciaba que Stéphanie de Luxemburgo estaba embarazada. La buena nueva llegaba después de siete años de matrimonio. La pareja protagonizó un romántico «sí, quiero» el 20 de octubre de 2012 en la Catedral de Nuestra Señora de Luxemburgo.

“Sus Altezas Reales el Gran Duque y la Gran Duquesa de Luxemburgo tienen la inmensa alegría de anunciar que el Gran Duque Heredero y la Gran Duquesa Heredera esperan su primer hijo. El nacimiento está previsto para el próximo mes de mayo. El Gran Duque y la Gran Duquesa, así como los miembros de las dos familias se unen en su felicidad”, era la misiva con la que confirmaban el embarazo.

Poco después de su matrimonio, la pareja ya había señalado que deseaba esperar un tiempo para tener hijos. La idea de formar una familia siempre estuvo en mente de Stéphanie de Luxemburgo quien es la pequeña de ocho hermanos. “Provengo de una gran familia. Fue una elección de mis padres y siendo la hija más pequeña, no puedo estar más contenta de su decisión. Ocho hijos son quizá demasiados, pero de alguna forma me gustaría seguir su ejemplo, mantener ese espíritu de familia numerosa del que vengo”, confesaba en una entrevista.