La primera aparición pública de Carlos III tras anunciar que tiene cáncer

El lunes Buckingham emitía un comunicado y anunciaba que el rey de Inglaterra estaba enfermo

El rey Carlos III junto a Camila en su primer paseo público tras conocerse que padece cáncer

El rey Carlos III junto a Camila en su primer paseo público tras conocerse que padece cáncer

GTRES

Hace apenas una semana que Buckingham emitía un comunicado y anunciaba que el rey Carlos III padecía cáncer. Una preocupante noticia puesto que hacía tan solo unos días el monarca había pasado por quirófano por una intervención de próstata. Sin embargo, se ha descartado que su enfermedad tenga algo que ver con esto, aunque han sido pocos los datos que desde el Reino Unido se han apartado sobre este tema. Lo que sí conocemos es la primera salida pública del Rey de Inglaterra tras diagnosticarle cáncer. 

Un plan de lo más recurrente para Carlos III

El rey Carlos III junto a Camila en su primer paseo público tras conocerse que padece cáncer

El rey Carlos III junto a Camila en su primer paseo público tras conocerse que padece cáncer

GTRES

Ha sido este domingo cuando Carlos III ha reaparecido en públicopor primera vez tras conocerse su enfermedad. Lo ha hecho nada más y nada menos que a un lugar al que acude religiosamente cada domingo: la misa dominical celebrada en la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham. Ya lo hizo la semana pasada, días después de regresar a casa tras su operación. En esta ocasión, igual que la anterior, lo ha hecho acompañado de la reina consorte Camila. Juntos han paseado tranquilamente hacia la iglesia y han charlado animadamente con el reverendo Paul Williams

Las cámaras de la prensa han podido captar el momento en el que los reyes de Inglaterra llegaban a la iglesia y volvían de la misa, cuando Carlos III ha saludado con la manos a todas aquellas personas que se habían congregado en los alrededores para desearle una pronta recuperación. Esta se trata de la primera aparición pública del monarca, pero lo cierto es que un plan de lo más recurrente en él y que no quiere perder por nada del mundo, ya que lo disfruta enormemente. Para esta ocasión, el rey lucía un largo abrigo color marrón, acompañado de un paraguas por si llovía, mientras que Camila llevaba un abrigo blanco y un gorro negro para protegerse de la lluvia. 

Las primeras palabras del monarca sobre su enfermedad 

El rey Carlos III junto a Camila en su primer paseo público tras conocerse que padece cáncer

El rey Carlos III junto a Camila en su primer paseo público tras conocerse que padece cáncer

GTRES

Una imagen tranquilizadora que llega justamente después de las primeras palabras del rey Carlos III en las que aclara la situación que está viviendo. El monarca se ha querido dirigir a los ciudadanos y ha escrito una carta en primera persona en la que ha explicado cómo se encuentra tras habérsele diagnosticado un cáncer. "Me gustaría expresar mi más sincero agradecimiento por todos los mensajes de apoyo y buenos deseos que he recibido en los últimos días", comienza diciendo. "Como sabrán todos aquellos que han sido diagnosticados por el cáncer, esos amables pensamientos son el mayor consuelo y aliento".

"Es igualmente alentador escuchar cómo compartir mi propio diagnóstico ha ayudado a promover la comprensión pública y arrojar luz sobre el trabajo de todas aquellas organizaciones que apoyan a los pacientes con cáncer y sus familias en todo el Reino Unido y el resto del mundo. Mi admiración de toda la vida por su incansable cuidado y dedicación, que es aún mayor como resultado de mi propia experiencia personal", ha expresado conmovido.

Carlos III se somete a un tratamiento pionero

Carlos III en un retrato oficial

Carlos III posa con un traje azul en un retrato oficial.

Foto: Gtres

El medio británico 'Mirror' adelantaba que el Rey Carlos III se iba a someter a un "tratamiento pionero menos invasivo y especializado" que otros y que se realizará "una vez por semana" para tratar de curarse lo antes posible. Desde que se conociera la noticia, la primera en hablar era la Reina Camilla, quien tranquilizaba a todos y reconocía que, a pesar de las circunstancias, su marido se encontraba "extremadamente bien". "Está muy conmovido por todas las cartas y mensajes que el público ha estado enviando desde todas partes, eso es muy alentador", aseguraba.