La princesa Alexia ha vuelto a ser protagonista de la polémica al subir un vídeo con dos amigas con contenido racista y palabrotas. Casa real lo ha eliminado y ahora tratan de que cause el menor impacto posible en la familia


Las redes sociales son un arma de doble filo. Si bien se idearon para mantener en contacto a millones de personas en una comunidad global, lo cierto es que encierran infinidad de problemas y miedos que suelen materializarse a golpe de polémicas. Es precisamente lo que desea evitarle la reina Máxima de Holanda a sus hijas, con la intención de que aprendan a realizar un uso responsable de estas aplicaciones tan de moda entre los jóvenes y que tantos riesgos entrañan cuando un contenido sensible cae en malas manos. De ahí que la esposa del Rey Guillermo de Holanda esté preocupada por la repercusión y las consecuencias que pueda acarrear la difusión imparable de un vídeo de su hija Alexia, que ya está triunfando por las redes sociales, a pesar de que fuese eliminado poco después de haberse compartido.

La princesa Alexia de Holanda lleva una gran responsabilidad sobre sus hombros a sus 14 años, por su condición real y por el papel de representación de la corona que debe afrontar, aunque sea la hija mediana de los Reyes de Holanda. Aun así, tiene inquietudes similares a las del resto de jóvenes de su edad y tiene intención de explorar los límites de su personalidad a través de vídeos, fotos y demás monerías que todos hacen para ilustrar sus redes sociales. Sin embargo, en su caso, a los problemas habituales de una joven que usa las redes sociales de manera personal, hay que sumarle el hecho de que es un miembro activo de la familia real holandesa y no solo debe guardar la compostura de cara a su pueblo, sino que también proteger mucho lo que comparte para no dar pistas a aquellos que deseen atentar contra su integridad.

Y es que de nuevo las redes sociales han traído un quebradero de cabeza a Alexia de Holanda y a su familia, tras publicar un divertido vídeo en Tik Tok, la nueva red social de moda entre el público al permitir comunicarse con el mundo mediante vídeos cortos. Hace tan solo unos días, la hija mediana de Máxima de Holanda subía un nuevo vídeo musical, en el que salía cantando junto a dos amigas un ‘playback’ de la canción ‘In the Party’ de Flo Milli. Un tema ya de por sí polémico, pero que personificado en la princesa Alexia ha generado aún mayor controversia.

En la parte de la canción elegida por la joven royal y sus amigas se reproduce una parte de la canción en la que se escucha “So fuck they opinión / Yea he gon’ off the perc / Now he raising his meat / I don’t think that’s a nigga that you wanna keep”. Dos de esas palabras han causado especial revuelo y es que no es del todo normal oír a una princesa decir “fuck”, que podría traducirse como “joder”, así como “nigga”, que viene a ser una forma despectiva de referirse a las personas de raza negra. Y es precisamente en este punto donde han reparado muchas de las críticas que han recibido por su canción, dado que en Estados Unidos y gran parte del mundo se viven protestas en contra del asesinato a manos de la policía de George Floyd.

Aunque esto haya sido en sí una polémica en Holanda, lo que más ha llamado la atención y en el punto en el que más se están centrando las críticas es en el hecho de que el vídeo haya sido borrado. El vídeo ha desaparecido no solo en la cuenta personal de la amiga de Alexia que lo subió, sino también de todos aquellos usuarios que lo compartieron al ver que la hija de los reyes aparecía en él. El vídeo de hizo viral en pocas horas, pero desde Casa Real tomaron cartas en el asunto y eliminaron su rastro. Ahora, entre aquellos que se lo descargaron y pueden volver a subirlo a las redes sociales, pesa la amenaza de que se puedan emprender acciones legales para frenar su avance y alimentar aún más la controversia. El deseo principal es silenciar la polémica y evitar que más personas vean a la princesa Alexia pronunciando estas palabras con sus amigas, aunque sea una chiquillada de tres adolescentes que quieren pasárselo bien en las redes sociales como hacen todos los de su edad.