Los reyes Guillermo y Máxima de los Países Bajos cumplieron anoche con una de sus citas obligadas del año: el concierto con el que agradecen sus esfuerzos a los organizadores del tradicional Día del Rey (que se celebra con motivo del cumpleaños del monarca) y que esta edición tuvo lugar en Maastricht.

La pareja acudió al teatro aan het Vrijthof de dicha ciudad para disfrutar de una velada musical muy importante para ellos. La reina Máxima acaparaba las miradas vestida de rojo vino con un modelo de terciopelo muy especial. Un diseño que además es de una firma griega, Zeus+Dione, lo cual no es una elección casual.

Gtres.
Gtres.

Los reyes de Holanda poseen una mansión en la exclusiva zona de la península de Kranidi, situada al sur de Atenas. Una residencia con vistas al mar y todas las comodidades a la que la Familia Real se escapa en cuanto puede. Tanto que esto les ha causado más de un quebradero de cabeza.

Todo el mundo recuerda que los reyes decidieron marcharse a Grecia en plena pandemia, cuando aún estaban vigentes las restricciones para los viajes internacionales, lo cual al hacerse público causó una gran polémica en su país. Guillermo y Máxima decidieron atajar las críticas y, en un gesto sin precedentes, grabaron un vídeo para ofrecer disculpas públicas a sus ciudadanos.

Gtres.
Gtres.

Sin embargo, los soberanos volvían a meter la pata un poco más tarde… y de nuevo durante sus vacaciones en el país heleno. Aunque ya era posible viajar fuera, los reyes se dejaron fotografiar con el dueño de un restaurante sin mascarilla y sin mantener la distancia de seguridad. Gestos que volvieron a despertar los recelos de su pueblo hasta el punto de que los índices de popularidad de los reyes han llegado al punto más bajo de su reinado.

[/lista_enlaces

Los reyes Guillermo y Máxima de Holanda ahora tienen por delante unos días libres con ocasión de la Semana Santa. No sería extraño pensar que el matrimonio y sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia (que también tendrá vacaciones en su internado de Gales, como nuestra Princesa Leonor) y Arianne, puedan disfrutar de su particular paraíso griego. Además, la menor acaba de cumplir 15 años (el pasado 10 de abril) y sería un excelente regalo poder celebrarlo allí.

En Grecia la familia goza de una total tranquilidad e intimidad y puede navegar a placer en el yate que el monarca adquirió recientemente. Puede que este vestido de terciopelo de la reina Máxima signifique el sutil anticipo para esta escapada griega.